);

La Fiscalía encontró cheques que complican – aún más – al ex ministro del MAG en la causa de merienda escolar cuando era gobernador de Guairá.

 

Rodolfo Friedmann ya está imputado por administración en provecho propio, lavado de dinero, cohecho pasivo y agravado y asociación criminal por haber hecho negociado con la empresa ESSA, la cual proveía almuerzos y meriendas escolares durante su gobernación en Guairá. El funcionario está acusado de usar la empresa en beneficio propio.

Ahora, y a medida que avanza la investigación, el Ministerio Público confirmó que recibió nuevas pruebas que podrían abrir una nueva imputación contra el ex ministro del MAG. Ahora por ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO.

¿De qué se trata?

La Fiscalía recibió alrededor de 500 cheques expedidos por la empresa  Eventos y Servicios S.A. (ESSA), de la cual Friedmann era capitalista y se llevaba el 80 %  de todo. Estos cheques eran utilizados por el funcionario para pago de cuentas personales.

Por eso, y según  la explicación dada por el fiscal interino de la Unidad contra Delitos Económicos y Anticorrupción, Francisco Cabrera, se está estudiando dicha posibilidad de ampliar la imputación por enriqueci­miento ilícito, cuya pena va hasta diez años.

Cabrera confirmó que el  Ministerio Público recibió al menos 500 cheques que la mencionada firma había movido mientras duraron los contratos, de dos cuen­tas, una del Banco Nacional de Fomento (BNF) y otra de la financiera Interfisa.

Además, se sospecha que todos los involucrados – e imputados – en la causa aumentaron sus patrimonios a costa de plata del Estado (de la Gobernación del Guairá, administrada en aquel enton­ces por Friedmann que también tenía control de la empresa ESSA).

“Estamos recibiendo cuatro talonarios por día y habría ya actualmente unos 200 che­ques personales que habían utilizado los imputados y eso será objeto de peritaje”, dijo Cabrera.

Otras sospechas.

El fiscal también sospecha sobre varios movimientos realizados desde cuentas de Friedmann hacia su cuñada  Rebecca Saputovich (transferencia en dólares en dólares)

Saputovich fue salpicada en el 2018 en casos de planille­rismo en la Gobernación de Guairá, cuando Friedmann era aún gobernador.

La causa actualmente se encuentra sin juez penal, ya que el magistrado que fue sorteado para la causa, José Agustín Delmás, se había inhibido de seguir aten­diendo porque la contadora González presentó como abogada a Laura Figari, con quien tiene causal de inhibi­ción. Ante esta situación, el juez Humberto Otazú había impugnado la inhibición, por lo que fue a la Cámara de Ape­laciones y esta le confirmó a Delmás, sin embargo, la defensa de uno de los imputa­dos derivó a la Corte Suprema de Justicia, la confirmación del juez original.