);

 

 

 

A pesar de la advertencia del Ministerio de Hacienda, sobre la falta de recursos, el Ministerio Púbico solicitó al Congreso USD 49 millones para el reajuste salarial de sus funcionarios.

La Fiscalía ignoró el pedido de prudencia hecho por el Ministerio de Hacienda hace apenas unos días y se unió al festival de los pedidos de ampliación para el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020. El Fisco sostuvo que no hay ingresos suficientes por efectos de la desaceleración y aseguró que si se aprueban los pedidos de reajuste el año que viene el Estado se dedicará prácticamente solo a pagar salarios.

La titular del Ministerio Público, Sandra Quiñónez, detalló ante la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso los principales números de su plan de gastos y los objetivos que buscan lograr el año próximo.

El proyecto enviado por el Ejecutivo alcanza los G. 644.578 millones, lo que según la fiscala general no es suficiente para cumplir con sus funciones. Por eso, pidió que su presupuesto institucional sea elevado a los G. 961.440 millones, lo que representa una ampliación de G. 316.862 millones.

De ese total, G. 225.562 millones (USD 35,3 millones) corresponden al rubro de servicios personales, es decir, sueldos y beneficios ligados al salario, como las bonificaciones, gratificaciones y remuneraciones extraordinarias, entre otros (ver infografía).

El pedido de ampliación obedece principalmente a dos puntos. Por un lado, la Fiscalía pide un aumento de G. 700.000 para los 5.700 funcionarios, mientras que, por el otro lado, reclama la creación de 1.517 cargos para más fiscales, asistentes fiscales, jefes de departamentos, relatores y peritos, entre otros.

Quiñónez alegó que la criminalidad está creciendo y la entidad necesita fortalecer sus operaciones. Dijo que es un contrasentido que se busque acabar con la inseguridad, pero la entidad sufrió recortes por unos G. 51.000 millones desde el 2015.

“La delincuencia ha aumentado, pero nuestro presupuesto ha decrecido (…) Entiendo que estemos en una recesión, pero solo con más recursos vamos a tener mejores resultados. Tenemos que preguntarnos qué país queremos para nuestros hijos”, expresó.