);

 

El clan Ferreira está acusado de contrabando, asociación crinminal y producción de documentos falsos.

Los fiscales Osmar Legal, Francisco Cabrera y Diego Arzamendia presentaron acusación contra Justo Ferreira, Patricia Ferreira, Carlos Alberto Gamarra, por los hechos punibles de contrabando, asociación criminal y producción de documentos no auténti­cos. Así también presenta­ron acusación contra Gui­llermo Andrea Molinas y Gustavo Adolfo Acosta, por los hechos de colaboración o complicidad de funciona­rios públicos o despachantes de aduanas.

Los agentes fiscales soli­citaron que la causa sea elevada a juicio oral, con relación a la compra de 400 camas hospitalarias manuales y 50 camas hos­pitalarias eléctricas, que no contaban con la autori­zación técnica de la Direc­ción Nacional de Vigilan­cia Sanitaria y sin contar con la documentación legal correspondiente.

En este estadio procesal, resulta oportuno y ade­cuado referir que los hechos emergentes de las investi­gaciones realizadas por los agentes fiscales intervinien­tes, es en cuanto a la existen­cia de un esquema delictivo creado por los acusados para la comisión de un fraude al Estado paraguayo.

Con relación a la resolu­ción dictada del sumario de la Dirección Nacional de Aduanas quien hace de juez y a la vez es administrador de Aduana del aeropuerto Silvio Petirossi, Lic. Enri­que Paredes Fariña, que dispuso calificar el hecho como infracción aduanera de defraudación, a crite­rio del Ministerio Público, dicha resolución es de carác­ter administrativo, no vin­culante para la sanción penal puesto que los elemen­tos necesarios son indepen­dientes.