);

El canciller Antonio Rivas informó ayer que el Gobierno de Finlandia accedió a estudiar el pedido paraguayo de cancelar el refugio al que accedieron Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán a fines de setiembre pasado. Paraguay volvió a reclamar al país europeo por la protección a los citados prófugos.

Rivas, tras una reunión de trabajo en Palacio de López, refirió que su homólogo de Finlandia, Pekka Haavisto, expresó la voluntad de su gobierno de prestar “todo tipo de colaboración” con las autoridades paraguayas sobre el pedido de cancelar el refugio otorgado a Arrom, Martí y Colmán, requeridos por la Justicia por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, hecho ocurrido entre noviembre del 2001 y enero del 2002.

“Finlandia accedió a estudiar el pedido paraguayo, oportunamente presentaremos más documentos. Consideramos que la buena predisposición del Gobierno de Finlandia para estudiar (el caso) es una buena señal”, expresó el canciller.

El ministro de Relaciones Exteriores señaló que su colega finlandés dijo que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hizo las gestiones para el refugio de los tres paraguayos. Dijo que por esa razón el Gobierno de Paraguay hizo una nueva protesta ante ACNUR en Bruselas, Bélgica, porque es “importante marcar la diferencia que existe entre el que gestionó el refugio y el que dio el establecimiento” de dicho estatus.