);

 

El juez de Delitos Econó­micos Humberto Otazú fijó para el próximo 18 de mayo, a las 9:00, la audiencia preli­minar para Justo Ferreira, su hija Patricia Ferreira, accio­nista y presidenta de la firma Imedic SA, acusados por con­trabando, asociación crimi­nal y producción de docu­mentos no auténticos por la compra fallida de insumos médicos para el Ministerio de Salud durante la pande­mia en el 2020.

El magistrado tomó la deter­minación de fijar la diligencia judicial debido a que se des­trabó el presente caso, por lo que en la fecha mencionada se decidirá si padre e hija esta­rán sentados en el banquillo de los acusados.

Otazú convocó también para el mismo día que Justo Ferreira y su hija a los acusa­dos Carlos Alberto Gamarra, aduanero, y los funcionarios de Aduanas Guillermo Moli­nas y Gustavo Adolfo Acosta, quienes están procesados por su presunta complicidad en el hecho investigado. Además, se deberá estudiar el pedido de sobreseimiento definitivo de Lauri Marcio Pool y Mario Joel Olmedo, solicitado por el Ministerio Público.

La presente causa guarda relación con la compra de 400 camas hospitalarias manua­les y 50 camas hospitalarias eléctricas, que no contaban con la autorización técnica de la Dirección Nacional de Vigi­lancia Sanitaria (Dinavisa), del Ministerio de Salud Pública.

El Jurado de Enjuicia­miento de Magistrados (JEM) enjuició al fiscal de la Unidad Anticorrupción Osmar Legal por supuesto mal desempeño en sus fun­ciones por no haber apelado la resolución del juez que había otorgado el arresto domici­liario a Ferreira y su hija.