);

Los familiares de Ede­lio Morínigo –secues­trado hace 2.323 días–, de Félix Urbieta –secuestrado hace 1.492 días– y de Óscar Denis –secuestrado hace 65 días– exigen ser escuchados.

se apersonaron ante la Corte Suprema de Justicia y ante la Cámara de Senadores para exigir de manera con­junta acciones tendientes a la resolución de los cautive­rios a manos del grupo crimi­nal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Exigen que se lleve a cabo una cumbre de poderes que desa­rrolle una “agenda de accio­nes” que incluya devolver la libertad a los secuestrados y que se logre un acuerdo sobre la política de seguridad nacio­nal.

“Vamos a seguir golpeando puertas, creo ya estamos lis­tas para echar puertas”, sos­tuvo Beatriz Denis, hija del ex vicepresidente cautivo, frente a la sede del Poder Judicial. En la reunión con el presi­dente de la Corte Suprema de Justicia, Alberto Martínez Simón, los familiares sostu­vieron la imperiosa necesi­dad de presionar a los 3 pode­res del Estado para que den una respuesta al flagelo del secuestro.

SOLICITUD EN EL CONGRESO NACIONAL

En la Cámara de Senadores, el vicepresidente Fernando Lugo, en ejercicio de la presi­dencia, junto con el vicepre­sidente Amado Florentín, el senador Fidel Zavala, la sena­dora Mirta Gusinky y el sena­dor Fernando Silva Facetti escucharon el clamor de los familiares donde, de manera conjunta, presentaron una nota en la que requieren una cumbre de poderes del Estado ante la falta de resultados.

“Pedimos a los tres poderes que se unan y que, juntos, como el resto de los para­guayos, trabajen coordinada­mente para desarrollar una política de Estado que aborde integralmente el problema”, reza el comunicado firmado por los familiares. Añaden que “los paraguayos han sido claros al unirse a nues­tro ruego y creemos que es momento que el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial hagan lo mismo en una cumbre de poderes”.