);

La Diócesis Castrense y la Capellanía Evangélica de las Fuerzas Militares y de la Policía reciben les  alrededor de US$ 1.800.000 anuales. El dinero proviene de los contribuyentes.

Hay al menos 47 sacerdotes, diáconos y seminaristas católicos, como también 26 pastores evangélicos, a los que el Estado les paga salarios por ofrecer contención espiritual a militares y policías.

Al personal católico y evangélico consagrado hay que sumarle como mínimo 42 catequistas, agentes pastorales, sacristanes, notarios eclesiásticos y funcionarios administrativos como secretarios, recepcionistas, abogados, limpiadores, cocineras, auditores, conductores, etc., todos con sueldo del Estado y abocados a funciones espirituales. Esto, de acuerdo con las nóminas de funcionarios con salarios proveídos por el Obispado Castrense y la Capellanía Nacional correspondientes a septiembre de 2019, y la nómina de funcionarios que publica la Policía Nacional en su portal web, de agosto.

Teniendo en cuenta los sueldos que pagan las FF.AA. y la Policía, como también el presupuesto de insumos, inversiones y otros gastos que el Ministerio de Defensa contempla para el Obispado y la Capellanía, el Estado paraguayo destina al año para este efecto un estimativo de G. 10.830 millones del erario público.