);

La misa central de Caacupé tuvo un llamativo vacío de las autoridades nacionales, de los diferentes poderes del Estado, encabezado por la ausencia del propio presidente de la República Mario Abdo Benítez que por segundo año no participó de la celebración. Salvo algunos digitados ministros y la fiscala general de Estado, Sandra Quiñónez, fueron las únicas autoridades del Gobierno que participaron del acto central de la Festividad de la Virgen de Caacupé, este martes 8 de diciembre.

En el palco reservado para las autoridades del gobierno, además de la titular del Ministerio Público, estuvieron presentes, el ministro de Educación Juan Manuel Brunetti, la ministra de Justicia Cecilia Pérez, la ministra de la Niñez y Adolescencia Teresa Martínez, entre otros funcionarios. Mientras que por parte del Poder Legislativo, solo se le vio a la senadora colorada Lilian Samaniego.

Nota relacionada: Mario Abdo, ausente en Caacupé: viajó al Norte para verificar in situ secuestro

Adbo viajó al Norte

Este año, el jefe de Estado no participó de la misa central de Caacupé, sino que se dirigió al norte del país para conocer el avance de la investigación de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) sobre el último secuestro del joven menonita Peter Reimer. En ese sentido, el mandatario aprovechó el recorrido para reunirse con David Reimer, padre del joven secuestrado por la agrupación criminal EPP.

Le puede interesar: Valenzuela sentenció a gobierno de Abdo ante su ausencia en Caacupé

Cabe recordar que de las últimas 4 festividades de Caacupé, este es el segundo año que se ausenta. La última vez que participó de la misa central fue en el 2019, que llegó de sorpresa a la ceremonia, cuando días antes había dicho que no asistiría. Aun así en ese entonces, el mandatario llegó en medio de abucheos del público. El año pasado, debido a la pandemia no se había presentado para la misa central.

Es así que conociendo la dura crítica en su mensaje político que ya es habitual del monseñor Ricardo Valenzuela, es que autoridades sobre todo del Ejecutivo evitaron exponerse ante la feligresía que concurre cada año a esta celebración y expresa su apoyo con aplausos a la fuerte opinión que emite el representante de la Iglesia Católica.