);

El Presidente Mario Abdo admitió que en tiempos de campaña realizó promesas imposibles de cumplir, sólo para obtener más votos.

En un abrupto sincericidio; el Jefe de Estado admitió  admitió que durante las épocas electorales se dice cualquier cosa para obtener adhesión popular y para ganar votos de manera temporal. “Y cuando se llega, inclusive nosotros ya en campaña sabemos que es muchas veces imposible cumplir lo que nos prometemos para obtener apoyo popular”, acotó el gobernante.

Contradictoriamente, apuntó que todo lo que él dijo durante la campaña electoral puede ser auditado y controlado si está cumpliendo o no con la gente. “Todo lo que dije en campaña ustedes tienen grabados en su WhatsApp. Todo lo que tienen en su WhatsApp, cuando salga de presidente vamos a medirnos mutuamente si cumplí o no cumplí”, desafió. Aseguró que no construyó una campaña electoral de manera populista ni demagógica, y reiteró que todas las acciones y compromisos pueden ser auditados.

Además, remarcó que será un presidente pasajero y que formará parte de la historia; y sostuvo que se comprometió en respetar la democracia y el voto de la gente.

Por último, consideró que no se puede defraudar la confianza de la gente con peleas estériles.
Criticó a sus adversarios políticos que no quieren ver las acciones de gobierno. En esa línea mencionó la colocación de bonos en el mercado que demuestra la señal y confianza. “Demuestra ese Paraguay que muchos no quieren ver o no les conviene ver por egoístas”, retrucó.