);

Los empresarios del sector de servicios, como los gastronómicos, los organizadores de eventos, hoteleros y agencias de turismo, así como las micro, pequeñas y medianas empresas, que hasta ahora fueron los más golpeados por la pandemia de Covid-19, anunciaron que no tienen intenciones de acatar una posible vuelta a fase 0 y aclararon que solo volverán a cerrar todo si a cambio las autoridades nacionales les ofrecen un subsidio económico real e inmediato.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy), indicó que si el sector vuelve a ser convocado por el Gobierno para volver al confinamiento, le propondrán parar solo a cambio de compensaciones económicas y de una vacunación masiva para toda la población por igual.

“No nos llamaron (los del Gobierno), pero vemos una vez más que nos cerrarán, que nos harán sufrir y que nos cargarán con todas las consecuencias económicas y, en contrapartida, ¿qué hará el Gobierno? ¡Absolutamente nada!”, exclamó.

Gayet añadió: ”Si el Gobierno dice: ‘Vamos a cerrar absolutamente todo, con circulación cero y mientras vacunaremos a toda la población’, entonces sí puede dar resultado el encierro”.

En cambio, dijo que si solo cerrarán a las empresas formales, mientras las informales seguirán operando, con limites de horarios que no se cumplirán y en que tendrán que pagar ellos las consecuencias económicas, “pues no estamos de acuerdo y no lo vamos a hacer”, reiteró.

Gayet fue enfático al afirmar que solo volverán a someterse a las restricciones en caso de que el Gobierno confirme que les otorgará una compensación económica inmediata por las pérdidas que ellos sufrirán. “Ahí podemos empezar a hablar, pero cerrar por cerrar, ya no”, recalcó el empresario.

PROMESAS INCUMPLIDAS. Gustavo Giménez, titular de la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras para Eventos (Aseppe), aseveró que cuando el Gobierno les solicitó cerrar todo durante 15 días, la última vez, les hizo un montón de promesas que hasta ahora no cumplió. “Sabemos que en este caso, si se da, no será diferente y nosotros no estamos dispuestos a seguir pagando la inoperancia gubernamental”, señalo el organizador de eventos.

Agregó que si quiere cerrar todo el Gobierno lo puede hacer, pero que los funcionarios públicos perciban a cambio G. 500.000 como los informales y los formales que cobran subsidios del IPS.

“Es imposible volver a cerrar todo”
Luis Tavella, presidente de la Federación de Mipymes del Paraguay, aseveró que es imposible volver al confinamiento total de la población, pues eso terminará por fundir a muchas mipymes, que ya se encuentran en terribles condiciones económicas, después de soportar 15 meses de pandemia. “Los cierres parciales no funcionan, por lo menos en nuestro país”, añadió. Sostuvo que el Gobierno no tiene posibilidades de resarcir económicamente a las empresas. “La alternativa sería controlar más a la franja etaria que es la que se contagia más y contagia a sus parientes, como son los jóvenes de 18 a 35 años, que concurren a fiestas clandestinas, sin ningún tipo de control policial”, dijo Tavella.