);
La empresa Engineering SA, que tendría vínculos con la familia del Jefe de Estado, fue beneficiada con 52 adjudicaciones por un valor de USD 46,67 millones.
. Esto equivale a un ratio de casi dos licitaciones adjudicadas por mes, una performance que causaría la envidia de cualquier proveedor del Estado.

Bajo la denominación de Engineering SA, la empresa que tiene como lobbista a Jorge López Moreira, cuñado del presidente de la República y hermano de la primera dama, Silvana López Moreira, se alzó con 50 contratos por valor de USD 40 millones, ofreciendo servicios a los ministerios de Obras Públicas, Salud, Educación, Industria y Comercio, Trabajo, Defensa y Agricultura, además de dependencias, como Senad, Dinac, Indert, IPS, Copaco, Petropar, Municipalidad de Asunción, INC, UNA, ANDE, Essap, Secretaría de Deportes, Crédito Agrícola de Habilitación, Presidencia de la República y Gobernación de Canindeyú.

Entre estas 50 adjudicaciones, la empresa brindó servicios de todo tipo, como construcción, refacción y mantenimiento de edificios, preparación de subestaciones eléctricas, adquisición de herramientas y vehículos –entre ellos, camiones–, compra de mobiliario e insumos para profesionales médicos, mantenimiento de equipajes de diversos tipos, elaboración de pasarelas, actualización de software, provisión de plantas potabilizadoras de agua, entre otros.

Por otra parte, obtuvo además otras licitaciones consorciada con otras empresas. También durante el gobierno de Marito se presentó como parte del Consorcio Restauración para la reparación y puesta en valor del Palacio de López, una convocatoria que tuvo numerosas protestas y cuestionamientos, pero que finalmente ganó por valor de USD 5,6 millones.

Otra adjudicación a favor de Engineering SA, propiedad del joven empresario Juan Andrés Campos Cervera, amigo del cuñado del presidente, se dio en un llamado en el que formó parte del Consorcio Saluber, con miras a la construcción de una planta de tratamiento de aguas cloacales por valor de USD 1 millón.

En la administración anterior a la de Mario Abdo Benítez, entre 2014 y 2018, Engineering también integró consorcios, tales como Consorcio de Pesaje, Consorcio Eléctrico y Consorcio Metalúrgico, con los cuales logró contratos por USD 2,5 millones.

En todo el historial de Engineering, almacenado en el Portal de Contrataciones Públicas, desde el 2010 hasta la actualidad, la empresa logró 278 adjudicaciones, excluyendo de esta cifra las licitaciones que obtuvo consorciada con otras firmas.

ESCÁNDALO. El gran escándalo que sacudió a la empresa Engineering SA es la pasarela peatonal de oro de USD 2 millones que está construyendo y que posee un criticado diseño de ñandutí, que servirá para unir el parque Ñu Guasu y el Comité Olímpico Paraguayo (COP).

La polémica pasarela, cuyo costo es de USD 2 millones (G. 14.121 millones), tuvo dos adendas que aumentaron en 13,5% su costo, sumando un adicional de G. 1.683 millones al contrato original entre el MOPC y Engineering SA, considerando que el costo inicial era de G. 12.437 millones.

Según el arquitecto José Kronawetter –hoy separado de su cargo de director de Obras del MOPC–, Jorge López Moreira hizo lobby a favor de Engineering SA y confirmó que este acudió varias veces a reuniones en el ministerio. Esta revelación le valió el castigo del ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, quien dispuso la intervención de la Dirección de Obras por 90 días, desatando una cacería de brujas en busca de chivos expiatorios en un intento por tapar el escándalo de la pasarela de oro y el tráfico de influencias de la familia presidencial.

Fuentes extraoficiales estiman que la intervención serviría para realizar una limpieza documental o “quema de archivo” dentro del ministerio, que busca ajustar presuntas irregularidades que habría en otros contratos del MOPC.

46
millones de dólares es el monto total de los contratos obtenidos por Engineering SA en lo que va del Gobierno.