);

 

El Tribunal de Apelación ratificó el embargo de G. 16 mil millones del senador colorado procesado por lavado de dinero en el marco de la investigación del caso de la merienda escolar cuando era gobernador del Guairá. Los camaristas Emiliano Rolón y Arnulfo Arias vota­ron por ratificar el fallo del juez de Delitos Económicos, José Delmás, mientras que la camarista Bibiana Benítez votó por revocar la resolución del citado magistrado.

El juez Delmás ordenó el embargo de G. 16 mil millones y otros bienes del senador; además, decretó la inhibi­ción y bloqueo de la millona­ria suma que se encuentra depositada en cuatro dife­rentes cuentas bancarias y la incautación de una obra de arte valuada en US$ 35 mil y de un vehículo, ambos bienes del legislador. Desde el momento de la emisión de la resolución, el parlamenta­rio no puede disponer de un solo guaraní de dicho monto afectado.

Se encargó al fiscal Osmar Legal, responsable de la causa penal, hacer cumplir la dispo­sición que el Tribunal de Ape­lación había revocado al juez Humberto Otazú, quien el año pasado ya ordenó el blo­queo de las cuentas y secues­tro de los bienes.

En el caso también está impu­tada su esposa Marly Figueredo y la contadora de la firma ESSA (Eventos y Servicios SA), Lourdes González de Melga­rejo. Todos fueron beneficia­dos con medidas alternativas a la prisión. Según la Fiscalía, las imputaciones se dieron en el marco de un caso que data de la época en la que Friedmann fue gobernador del Guairá y se investiga a la firma Even­tos y Servicios SA, que proveyó almuerzo escolar a la gober­nación administrada en ese entonces por el se