);

El Ministerio de Hacienda presenta hoy al Congreso el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2022. El documento será entregado por el jefe del Equipo Económico, Óscar Llamosas, en un acto marcado para el mediodía.

El plan de gastos público para el año que viene contempla un monto total que alcanzaría los G. 94 billones, lo que equivale a USD 13.480 millones al tipo de cambio de G. 6.992 proyectado para el ejercicio entrante.

Si bien los técnicos de la cartera fiscal no quisieron adelantar ayer los montos finales de cierre del PGN 2022, sí señalaron que el planteamiento no incluirá los reajustes salariales que vienen reclamando varios sindicatos de la función pública. En el caso de los gremios de Hacienda, el pedido de aumento era del 33%.

Con esta decisión, el proyecto tiene previsto contemplar solamente el incremento acordado con docentes por la implementación gradual del salario básico profesional y para quienes ganan actualmente menos del salario mínimo. Además, también se incluye subas para las fuerzas públicas, cuya escala salarial está indexada al salario mínimo por ley.

Con respecto a desde cuándo se daría el aumento a los maestros, ese punto seguía tratándose con mucho hermetismo. Se maneja que regiría desde el segundo semestre, como en años anteriores, aunque no se descarta que se incluya desde enero considerando que se vienen las elecciones municipales en unas semanas.

Otro de los temas a definirse era cómo sostener el crecimiento presupuestario en Salud Pública. En el 2020 y 2021 se asignó alrededor de USD 600 millones provenientes de deuda a la cartera sanitaria, lo que para el 2022 se busca disminuir cubriendo gran parte con recursos genuinos. Para esto último, es necesario recortar otros rubros o programas no esenciales.

Variables. Hasta el momento, Hacienda confirmó que el planteamiento se basará en un crecimiento económico del 3,8%, un tipo de cambio G./USD de 6.992 y una inflación del 4%.

El Tesoro Público tiene pensado emitir bonos por USD 600 millones para financiar las inversiones y el pago de la deuda que fenece ese año, aunque también buscará rescatar anticipadamente los bonos que vencen en 2023, por USD 200 millones.

Se prevé que el 2022 sea el cuarto año consecutivo en el que se recurra a la cláusula de escape de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), con lo que el déficit fiscal llegaría al 3% del PIB (ver la infografía).

Según el plan de convergencia ideado por la cartera económica, el retorno al tope legal se daría en el 2024.