);

Durante el programa Fuego Cruzado, emitido por el canal GEN, se debatió sobre el paro de camioneros, atendiendo a que los transportistas redoblan las protestas. La condición para levantar el paro es la aprobación del proyecto de ley de fletes, que se estudiará mañana en el Senado.

Primeramente, dijo que “hay intermediarios que no pagan lo que deben, ahí surgen inconvenientes”. Por eso se propone “hacer un censo y formalizar, este problema surge de la falta de formalización”, añadió.

Actualmente, los camioneros no tienen un contrato de flete ni de prestación de servicios. Desde el Ministerio de Hacienda apuntan a regular de forma transparente el servicio de intermediación para que se cumpla con los acuerdos de pagos. Estudian la posibilidad de emitir un decreto que busque la salida a que ambas partes cumplan lo que pactan.

Fijar precios de flete es la exigencia

Por parte de las agroexportadoras, Sandra Noguera, gerente general de la Cappro (Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales), dijo que es fundamental la apertura al diálogo para cumplir con el compromiso de levantar toda medida de fuerza. “Eso no ocurre porque al salir siguen cortando tránsito y con amenazas”, expresó.

En ese sentido, lamenta que se siga dentro de un escenario radicalizado al presionar la sanción y promulgación del proyecto de ley. Además, sostiene que no hay predisposición para negociar. “No hay negociación cuando piden aprobación. No están abiertos al diálogo”, expresó.

Noguera también mencionó que el acuerdo firmado en mayo contempló una de las subas de gasoil, y que están abiertos a ajustar lo necesario cuando haya variaciones que afecten el precio. “Ellos son los que alegan incumplimiento y obligan al Gobierno a aprobar algo inconstitucional, eso no va ser una salida”, afirmó.

Por parte de los transportistas, su representante legal Liz Prante dijo que la salida es someterse al proceso legislativo conforme a reglas vigentes. “No hay solución, hemos intentado llegar a otros mecanismos y nunca dieron resultados, en ningún sentido”, recriminó.

El hecho de volver a dialogar, para los camioneros significa volver a caer en lo mismo, “ya se probó, es fijar un mecanismo que sirva siempre. Necesitamos que se realice ese mecanismo y que funcione”, añadió. Alegó que están en desventaja porque la oferta y la demanda están en manos de otros sectores.

El acuerdo que se firmó en mayo entre el gremio de camioneros y el sector agroexportador estipulaba un aumento del 5% del costo del flete y una escala, de acuerdo a lugares y distancias. Pero esos puntos no se cumplieron según reclaman los camioneros. Pese a que el Gobierno había establecido la reducción del IVA al sector, ahora el reclamo es que se quiere una ley para establecer y fijar los precios.