);

El Presidente Mario Abdo  solicitará al Congreso autorización para que el déficit fiscal supere por este año el tope de 1,5% del PIB (US$ 600 millones) establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal.

La nota será remitida el lunes a consideración del Parlamento y en ella se explicarán las razones que llevan a solicitar la aplicación para este año de la cláusula de excepción establecida en el artículo 11 de la referida ley.

Este artículo establece que en caso de emergencia nacional, crisis internacional que pueda afectar seriamente la economía local o una caída de la actividad económica interna, a solicitud del Poder Ejecutivo, el Congreso de la Nación podrá suspender por el año fiscal correspondiente la aplicación de los numerales 1 y 2 del artículo 7º y el artículo 9º de la presente ley.

La referida ley, sin embargo, deja en claro que en ningún caso el déficit podrá exceder el 3% del PIB (US$ 1.200 millones) y, según la fuente del Ejecutivo, el año se podría cerrar con un saldo rojo de 2,5% (US$ 1.000 millones).

El argumento es que si se pretende cerrar el ejercicio con un déficit de 1,5% (US$ 600 millones), a partir de este mes se tendrán que detener la ejecución de las inversiones en infraestructura y esto será muy contraproducente para el proceso de reactivación de la economía que se está impulsando. Según habían explicado en el Ministerio de Hacienda, el déficit se genera por las inversiones que se llevan a cabo y por la caída de los ingresos tributarios, que se estima llegará a US$ 300 millones a fin de año.