);

El Presidente Mario Abdo declaró asueto para funcionarios  de la administración pública y entidades descentraliza­das, a través del Decreto N° 3.514.

El documento oficial habla de que la decisión se toma en vista de la celebra­ción de la Semana Santa, oportunidad “en la que el pueblo paraguayo conme­mora con gran devoción la más antigua de las mani­festaciones de la cristian­dad, donde se recuerda la pasión, muerte y resurrec­ción de Jesucristo”.

Además, recuerdan a la ciuda­danía la vigencia del decreto de la declaración de estado de emergencia sanitaria en todo el territorio nacional, ante el riesgo de expansión del COVID-19. Por lo que insis­ten en la recomendación de mantener el debido aislamiento general y las restric­ciones de desplazamiento de ciudadanos por todo el terri­torio nacional durante el resto de la semana, que deberá seguir siendo el mínimo e indispensable para el aprovi­sionamiento de artículos de limpieza, alimentos y medica­mentos. Además, está prohi­bido el viaje al interior del país.

El presente decreto afecta a los funcionarios de la admi­nistración pública y entida­des descentralizadas, pero excluye del asueto a los fun­cionarios y empleados públi­cos que presten servicios médicos de urgencia y en horarios especiales, así como a los funcionarios afectados públicos imprescindibles para la comunidad.