);

Ante cuestionamientos de diferentes sectores por la presencia de FBI en el país, el embajador de los USA, Lee McCleeny rechazó que con esto se esté ejerciendo injerencia en asuntos locales.

“He leído muchos comentarios al respecto. El FBI no tiene oficinas aquí en Paraguay”, aclaró el diplomático, quien acudió a la Cancillería Nacional para evaluar con el ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Rivas Palacios, la visita del presidente Mario Abdo Benítez a los Estados Unidos, la semana pasada, donde se reunió con su par norteamericano, Donald Trump.

McCleeny rechazó que su Gobierno y el FBI estén interviniendo en asuntos internos de Paraguay. “No hacemos nada aquí unilateralmente”, agregó, y explicó que “cada rato” tienen lugar visitas de agentes de esa Oficina, con propósitos de colaborar con autoridades paraguayas en investigaciones conjuntas, como una forma de cooperación que toma lugar todos los días. Además de venir para el entrenamiento a jueces, agentes de policías, fiscales y otros miembros de las autoridades judiciales y legales en el país.

“Estamos cooperando siempre con las autoridades paraguayas. Compartiendo evidencias para casos paraguayos y viceversa para casos de Estados Unidos, y están muy orgullosos de algunos logros que han tenido con el FBI, con la DEA y otras entidades.

Con respecto a si EEUU prevé designar persona significativamente corrupta a otros funcionarios paraguayos denunciados e investigados por actuaciones ilegales, como lo hicieron con el ex senador Óscar González Daher (OGD) y el ex fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, negándoles de por vida el ingreso a los Estados Unidos, el embajador explicó que “no hay un listado de personas que estamos persiguiendo”. Pero aclaró que siguen reuniendo evidencias y que habría otros paraguayos a los que se aplicará igual medida. “OGD y Díaz Verón no son los primeros ni los únicos. Podría haber más. Lo que buscamos son evidencias claras, fidedignas, fuertes, de delitos cometidos contra las leyes de los EEUU”. McCleeny conversó con el canciller sobre el entrenamiento militar que soldados de su país ofrecerán a sus pares paraguayos, en marzo próximo, de las oportunidades de cooperación financiera y de inversiones en el Paraguay, el proyecto de un nuevo hospital y las gestiones sanitarias que pronto iniciará su Gobierno en Paraguay para la compra de carne.