);

 

El ministro Arnoldo Wiens adjudicó G. 26 mil millones  a un consorcio para desarrollar un software de monitoreo de flota de vehículos, durante plena pandemia. La cartera apuró el llamado e incluso ya pagó un anticipo de G. 3.380 millones.

El llamado que se hizo de forma abreviada por subasta electrónica incluye el desa­rrollo del software para el control del consumo de combustible de los distin­tos vehículos del ente, algo bastante extraño teniendo en cuenta que ya en el mer­cado se venden estos siste­mas y no es necesario crear­los desde cero. Para explicar esto desde la cartera afirma­ron que es debido a que hay máquinas muy viejas que no tienen forma de medir el combustible.

Contrato firmado entre el MOPC y la firma Sentinan Paraguay en diciembre de 2020.
Contrato firmado entre el MOPC y la firma Sentinan Paraguay en diciembre de 2020.

Otro punto cuestionable es que siendo un servicio ya existente hace bastante años en nuestro país, solamente se haya presentado un oferente, que además es desconocido en el rubro. El consorcio Sentinan Paraguay conformado por las empresas URBIS SA y Grupo Emprendimientos del Sur SA no ha ganado otra licitación. De hecho la firma Grupo Emprendimientos del Sur SA tampoco ha ganado ningún llamado, según los datos del portal de Contra­taciones Públicas.

El nombre del representante legal del consorcio adjudicado es Eduardo Tischler, quien también representa a Orion Group, la misma empresa que le vendió los “coquitos de oro” a la Secretaría de Emergen­cia Nacional (SEN), cuando Camilo Soares era ministro. Igualmente, Tischler aparece como uno de los accionistas de la empresa Empo Limi­tada, encargada de explotar el vertedero de Cateura en Asunción.

Entre los datos llamativos se remarca el hecho de que el Consorcio Sentinan Para­guay ya cobró G. 3.380 millo­nes el pasado 18 de enero del 2021. Según la nota de justi­ficación del anticipo, este se respalda en la necesidad de importación de infraestruc­tura estratégica para la imple­mentación de los trabajos (hardware) a ser integrados con el software desarrollado.

“Parte de ese hardware debe ser importado y los tiempos de importación del exterior en plena pandemia obliga realizarlos en la brevedad posible, puesto que el tiempo de llegada de los mismos se encuentra dificultada”, reza la nota. Igualmente, hay que destacar que todo el opera­tivo de este llamado se rea­lizó en un tiempo récord, solo pasaron 14 días entre la aper­tura de ofertas y la firma de contrato.

En la misma nota mencionan también el contrato abierto por parte del MOPC admi­tiendo que no tienen idea de la cantidad de móviles que se verán afectados por el sistema de control. “No se conoce con exactitud la cantidad total de vehículos en los cuales serán instalados los servicios de gestión de la flota, ya que las mismas serán indicadas con­forme a la orden de servicios emanada por la Dirección de Bienes y Suministros”, según el escrito.