);

Legisladores opositores intentan revocar la sanción a la diputada liberal. El planteo se realiza en la sesión extraordinaria de la fecha.

La diputada liberal Celeste Amarilla fue suspendida por 60 días sin goce de sueldo  por supuesta “inconducta”, al decir que la mayoría de  los diputados financió su campaña política con dinero sucio.

Si bien desde la oposición se intentarán revocar la sanción, tanto la bancada Añetete como de Honor Colorado se mantienen firme en que la sanción debe regir.

Bachi Núñez (Honor Colorado) dijo que la sanción a Amarilla se da porque la misma “reconoció que compró su banca, maltrató a funcionarios, maestras y colegas, acusó a colegas de venta de votos sin pruebas reiteradamente y dijo que 70 legisladores entraron con dinero del narcotráfico al parlamento”. Y, en sus redes sociales, publicó: “Para algunos colegas la Constitución Nacional, la ley de financiamiento político, el reglamento, el Código de Ética solo se aplica a los diputados de la ANR. Para ellos comprar una banca es normal o fraguar sus internas partidarias ya acordadas entre cuatro paredes”.

Así mismo, el diputado oficialista Carlos Núñez Salinas dijo que mantendrá su voto a favor de la sanción y que probablemente toda la bancada lo hará.

Firmas

Para pedir la revocatoria de la sanción se reunió 35 firmas. Entre los firmantes están los liberales Carlos Portillo, Celso Maldonado, Roya Torres, Esmérita Sánchez y Manuel Trinidad (quienes la semana pasada votaron a favor de la sanción)

Al final de este escrito presentado se señala que “la resolución de la sanción viola en forma flagrante el artículo 191 de la Constitución Nacional, pues afecta a la inmunidad de la diputada Celeste Amarilla en atención a que en la referida resolución fue sancionada por una opinión vertida en el desempeño de su función como parlamentaria, así también violentando sus derechos”.

Por su parte, Amarilla dijo que no pedirá disculpas.