);

Una vez más Nicanor Duarte Frutos derrocha dinero áde Yacyret. Esta vez pagó por cámaras de seguridad cinco veces más que su valor de mercado.

Despilfarro no tiene fin: En el día de ayer se conoció que el directivo de la EBY, Nicanor Duarte Frutos, gastó en 36 cámaras de seguridad US$ 195.895, cuando – según expertos – su valor de mercado no supera los US$ 40.000.

La compra de las 36 cámaras filmadoras, con 8000 metros de cable óptico, dos monitores y dos computadoras (a precio sobrefacturado) tienen como destino “salvar” la ciudad de Yabebyry de la ola de delincuencia.

Acomodos: lo llamativo fue que la compra se hizo por contratación directa a la empresa CGS Inge­niería y Seguridad SA que es de un pariente político de Nicanor.

No es la primera vez que esta firma hace negocios con la Binacional. Durante los últimos 15 días logró contratos directos por un valor de US$811.000.

La contratación directa autorizada por Duarte Fru­tos se había escudado en una “urgencia imposterga­ble” planteada por el enton­ces intendente de Yabebyry, Nelson Brizuela, quien quería acelerar la dotación de cáma­ras para salvar a su pequeña ciudad de la inseguridad.

Oficina precaria: cuando se dio a conocer una imagen del centro de monitoreo que la EBY montó en Yabebyry, fue motivo de burlas en las redes; debido a que – a pesar del costoso presupuesto que se destinó para la misma – la oficina es un cuartito precario.

Valores reales: según expertos, los valores reales de mercado son:

4 cámaras con tecnología zoom a US$ 600 llega a precio total de US$ 2.400; las fijas a US$ 150 alcanza US$ 4.800, más los US$ 32.000 de costo de 8.000 metros cable llave en manos, la suma asciende a US$ 39.240.

Mientras que Yacyretá adquirió por US$ 195.895, 4 veces más, quin­tuplicándose así la com­pra global.