);

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villa­mayor, compró tres comisarías móviles equipa­das con muebles a precios de “oro”, según el comparativo de venta en el mercado. Ape­nas caben dos policías en cada contenedor móvil, adquiridos en el marco del Programa de Seguridad Ciudadana.

Cada comisaría móvil (conte­nedor) costó G. 493 millones y, en total, el precio de las tres asciende a G. 1.479 millones. Las mismas fueron adquiri­das mediante un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Uno de los tráileres de la Poli­cía se instaló esta semana en el microcentro de Asun­ción, específicamente sobre la calle Estrella casi Nuestra Señora de la Asunción; otro se encuentra en el predio de la Comisaría 12ª, ubicada en el barrio Santísima Trinidad de la capital, desde hace unos meses, según señalaron en el lugar. Y el tercero está en la ciudad de Luque sobre la calle Corrales casi Rojas Silva.

Llaman la atención los pre­cios de algunos bienes que hacen al equipamiento de estas comisarías móviles y que hicieron que el costo total de las mismas se dispare.

Como ejemplo se adquirie­ron seis mesas para oficina con medida de 0,60×1,00 a G. 7.000.000 cada una, en total G. 42 millones, de una firma que comercializa el mismo producto a tan solo G. 435.000. También com­praron armarios a precio de “oro”.

Para las tres comisarías móviles compraron arma­rio de 0,80×1,80 aproxima­damente a G. 7.350.000 cada uno, cuando en el mercado este mueble se vende a G. 900.000.

También es parte del equipa­miento un asiento tipo banco de tres cuerpos; se adquirie­ron tres a G. 4.500.000 cada uno, totalizando la suma de G. 13.500.000. Su precio en el mercado es de G. 1.000.000 aproximadamente.

Otro precio llamativo es el de la heladera frigobar, de mínimo 80 litros, como era requisito en el pliego de bases y condiciones. Se compraron tres a G. 5.450.000 cada una, G. 16.350.000 en total, de una marca que vende el mismo producto, pero de 110 litros, a tan solo G. 1.000.000.

Durante este gobierno se adquirieron en total seis comisarías móviles, tres con presupuesto propio del Ministerio del Interior y 3 a través del crédito del BID.

Mientras Villamayor gasta dinero; se está por definir si se lo interpela o no. Y, así mismo, la Policía convoca a huelga de “brazos caídos”.