);

Según consta en el balance general al 31/07/2018 como en el detalle de saldos ban­carios al 3/08/2018, Petro­par contaba con unos US$ 202 millones en sus cuentas bancarias. Sin embargo, un año después, el 12 de setiem­bre pasado, la administra­ción de Samudio informó al Senado de la Nación que la empresa estatal dispone US$ 150 millones de fondos en bancos.

Disminuyeron los saldos bancarios, el patrimonio de la institución, sin que la presidenta haya siquiera parodiado un subsidio en el consumo de combustible y mientras está peleando más plata en el Congreso Nacio­nal para pagar bonificacio­nes, horas extras, etc.

Los fondos banca­rios de Petropar disminu­yeron US$ 52 millones entre agosto del 2018 y setiembre del 2019 a poco más de un año del cambio de gobierno. Pero, no se sabe el destino de este dinero.

Desde el Consejo de Empre­sas Públicas también tras­cendió que el Ministerio de Hacienda tampoco está recibiendo todos los infor­mes de estados financieros de la petrolera. Sin embargo, a tambor batiente en el Par­lamento marcha aumento de rubros para gastos salariales.

Además, el patrimonio neto de la ins­titución también dismi­nuyó entre julio del 2018 y setiembre del 2019, compa­rando con lo reportado al Congreso y el balance gene­ral al cierre de julio del año pasado.

La reprogramación presu­puestaria que pide Samudio al Congreso asciende a G. 28 mil millones.