);

La Secretaría Nacional Anticorrupción abrió una investigación a la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil, por sospechosa compra de barbijos.

La Dinac adquirió 4.000 mascarillas de protección a 29.990 guaraníes (4,66 dólares) cuando el precio de mercado es la mitad.  En total, se gastó más de 18 mil dólares en esta compra.

El precio promedio de mercado de ese tipo de barbijos es de 15.000 guaraníes, de acuerdo con el pliego de bases y condiciones con que la Dinac efectuó la compra.

Desde la SENAC informaron que según datos brindados por la institución, la provisión de esas mascarillas fue adjudicada a una empresa cuya apoderada es una joven de 20 años que también representa a otra firma con la cual la Dinac tiene otros contratos.

El director nacional de Contrataciones Públicas, Pablo Seitz, dijo que la compra se realizó a través de un mecanismo de excepción.

LA DENUNCIA

El caso fue denunciado por nueve diputados de diferentes bancas opositoras. Todos advirtieron que  recibieron “varias denuncias similares en varias adquisiciones de otras instituciones” en relación con la emergencia sanitaria por el coronavirus.

“Acabamos de remitir la denuncia suscriptas por un grupo de diputados de la multibancada, efectivamente a la Fiscalía General del Estado donde solicitamos una investigación penal atendiendo los hechos que han sido publicados y que dan cuenta de probables conductas relevantes penalmente, y eso amerita efectivamente la apertura de una investigación”, dijo la diputada Kattya González. Y, agregó: “Que en este momento se esté pasando o justificando con para sobrefacturadas no parece realmente despiadado. Desde todo punto de vista esos precios por los cuales se adquirieron esos materiales no condicen con los precios de mercado (…) Los precios no cierran el círculos con las justificaciones que dio la Dinac y eso amerita la apertura de una investigación penal y así lo estamos haciendo”.

Por su parte, desde la DINAC rechazaron la acusación en un comunicado; y justificaron que los barbijos comprados son más caros porque “no son los comunes”. “El precio es el plenamente ajustado a los costos del mercado”, sostuvieron.