);

Francisco Olmedo, fun­cionario del Servicio Nacional de Promo­ción Profesional (SNPP) de la ciudad de Sapucai, estaría utilizando para fines par­ticulares la camioneta de la institución, de acuerdo a denuncias realizadas por pobladores. El joven alegó que el vehículo se encuen­tra en su residencia, ya que el guardia de la sede aún no cuenta con la “confianza al ciento por ciento” para res­guardar el rodado.

Al principio no se mostró predispuesto a responder consultas respecto al hecho mencionado que “le causa­ría problemas”. Posterior­mente, mencionó que tuvo que llevar el vehículo a su casa porque el SNPP quedó sin guardias de seguridad.

“La oficina estaba medio desprotegida y tuve que traer, ese es el motivo. Hace dos semanas que tenemos recién guardia y que no goza todavía de la confianza al ciento por ciento para dejar mis cosas ahí abiertamente, por eso traigo”, sostuvo.

Luego entró en varias con­tradicciones al señalar que ya remitió a la gerencia del SNPP, ubicada en Asunción, una nota respecto a la pre­sencia del vehículo público en su casa, pero después alegó que el documento aún permanece en su oficina.

“Yo no uso la camioneta. Yo puedo usar hasta los sábados, hasta las 17:00. Yo puedo recorrer sin ningún problema mi zona. El res­guardo es ahora acá, entre semana está en la oficina, ya que tengo un guardia que es privado, pero los fines de semana no está él. En reali­dad es un compañero admi­nistrativo”, refirió.

Ante la consulta sobre por qué no solicitan desde la ins­titución a la Policía Nacional que realice en ocasiones sus recorridos para resguardar las pertenencias de la sede, Olmedo manifestó que “de hecho que hacemos eso. Yo hago por el canal correspon­diente, presento las notas y comunico a mis superiores”.

Ante las consultas realizadas por el periodista del canal GEN Joel Corvalán, el padre de Olmedo, con una actitud agresiva, cuestionó al comu­nicador y lo echó a la calle. “Vienen a crear problemas a los trabajadores. Salí de acá carajo, a la ruta salí. Acá tam­bién está el tractor de Obras Públicas, también filmá eso. Se hacen rutas lindas para los campesinos y ustedes periodistas sucios, inútil que no hacen nada, vienen a per­seguir a trabajadores, vamos a filmar”, sostuvo el hombre.

FANÁTICOS DE MIGUEL CUEVAS

Tras el hecho, Corvalán se dirigió hasta la sede del SNPP con la finalidad de consultarle sobre lo suce­dido. En el lugar fue recibido solo por el guardia de una empresa privada, Alfredo Servín, quien dijo que el director no se encontraba, ya que solo realiza sus funciones a partir de las 8:00 hasta las 15:00. “Yo estoy todas las semanas de guardia, a la noche está otro compañero”, puntualizó.De acuerdo a una publicación realizada en el 2019 por el diario La Nación, Francisco Javier Olmedo, en ese entonces de 24 años, a su corta edad se convirtió en director del SNPP en Sapucai gracias a la gestión de la ministra Carla Bacigalupo.

Del cargo de asistente que consiguió en la Cámara Baja durante la administración de su compueblano el diputado Miguel Cuevas, el muchacho pegó un salto de jerarquía. En ese período percibía un salario de G. 5.000.000. El padre del joven Silvestre Olmedo es fanático operador de Cue­vas, condición que facilita la situación, recordando las influencias del legislador, quien también aco­modó a una de sus hijas en el SNPP. Su designación es cuestionada por no reunir el perfil de contar con un título universitario, experiencia en gerenciamiento en el rubro educativo. Sin embargo, el joven dijo a La Nación que él es un abogado recibido en el 2018, aunque no quiso entrar en detalles.