);

Esta mañana vence el plazo para que el Tribunal de Apelación en lo Penal, resuelva la apelación de la defensa del diputado Miguel Cuevas.

Si no hay fallo, podría darse la resolución ficta, que permitirá que el mismo salga en libertad.

Ayer la Sala Penal de la Corte se declaró sin competencia para resolver una recusación que planteó Cuevas contra el camaristas Carlos Ortiz Barrios. Con ello, ahora, sus colegas Arnulfo Arias y Emiliano Rolón Fernández, deberán resolver primero la cuestión.

La resolución de la Corte señala que son los dos camaristas los que deben resolver la recusación contra Ortiz Barrios. Está firmada por los ministros Luis María Benítez Riera, Carolina Llanes y Manuel Ramírez Candia.

RECURSO. El abogado Guillermo Duarte, defensor del encausado, había apelado el rechazo de la libertad del legislador, procesado por enriquecimiento ilícito y declaración falsa.

El juez de Garantías, Yoan Paul López, había rechazado el pedido de libertad de la defensa, que se fundó en los resultados de la pericia realizada por el perito judicial, en contraste con el perito del Ministerio Público.

Esto fue apelado por la defensa del encausado, pero a la vez, recusó al camarista Carlos Ortiz Barrios, quien no hace oficina actualmente en tribunales, teniendo en cuenta que por su edad, se encuentra en el grupo de riesgo de padecer el Covid-19.

DEVOLUCIÓN. El expediente fue remitido entonces a la Primera Sala de Apelación, para integrar los tres miembros y resolver la apelación. Sin embargo, los camaristas entienden que igual Ortiz Barrios puede resolver el recurso aún estando recusado, ya que es una medida de urgencia.

Ahora, con el fallo de la Corte, lo más seguro es que los camaristas resuelvan primero la recusación contra el camarista, para luego dictar un fallo con respecto a la apelación de la defensa.

Difícilmente con la presión mediática, los camaristas querrán que se dicte una resolución ficta, por la cual Cuevas quedará libre por el transcurso del plazo.