);

Una alianza entre colorados y una fracción liberal y otros sectores, volvió a colocar en la presidencia de la Cámara de Diputados al cartista Pedro Alliana por cuarto periodo, con un total de 64 votos contra 15 de la diputada del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Celeste Amarilla.

Honor Colorado (HC) y Colorado Añetete tenían la mayoría, por lo que los votos de los liberales no eran necesarios, como sí el año pasado, pero igualmente estos decidieron negociar cargos menores en mesa directiva, lo que llamó la atención y levantó las sospechas de los demás opositores sobre cuál fue realmente el acuerdo al que se llegó, ya que las funciones relevantes quedaron para la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Como vicepresidente primero fue elegido el abdista Ángel Paniagua; vicepresidente segundo, el llanista Enrique Mineur, y como secretarios parlamentarios la cartista Cristina Villalba, el abdista Freddy D’Ecclesiis y el liberal Andrés Rojas Feris.

Mineur explicó la decisión del grupo de liberales de apoyar al cartismo, alegando que eran minoría y que la batalla más importante en realidad se debe pelear en el 2023, con la oposición unida. La diputada del Partido Patria Querida (PPQ), Rocío Vallejo, fue la candidata de la oposición a la vicepresidencia primera y Norma Camacho, del Partido Encuentro Nacional (PEN), para la segunda. Vallejo se quebró y dijo que puede ofrecer un trabajo técnico, pero no cargos.