);

Recesión económica. Récord en aumento del déficit fiscal. Crecimiento acelerado de la deuda. Despilfarro Estatal. Desde  el Ministerio de Hacienda asumen que el estancamiento económico es consecuencia de la inestabilidad política del Gobierno de Mario Abdo, además de factores externos.

 

“Año complejo”, fue el balance que hizo el ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López. Y, dijo que espera superar la contracción de la economía y la caída de las proyecciones de crecimiento el próximo año.

Si bien justificó que la economía del país se vió  “golpeada por diversos factores externos”, como la desaceleración de la economía global, las condiciones climatológicas o las tensiones políticas en Latinoamérica; reconoció que la inestabilidad política del Gobierno de Mario Abdo, fue el problema interno.  Puntualizó en la amenaza de juicio político a la que estuvo expuesto el Primer Mandatario, al darse a conocer el Acta Bilateral secreta firmada con Brasil, la cual tuvo que deshacerse, por no velar por los intereses del Paraguay.

Además, el ministro dijo que hace dos meses se entró en recesión económica  “como consecuencia de una reducción de más de 200 millones de dólares en el apartado de ingresos del país”.

Una de las medidas más polémicas, tomadas desde el Gobierno, fue la ampliación del margen de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) para garantizar la inversión en infraestructuras.

Desde el 2013 que la LRF era uno de los pilares inamovibles de la economía paraguaya. La misma limitaba que el déficit fiscal anual de la Administración Central no superara el 1,5 % del producto interior bruto (PBI) estimado para ese año fiscal.

Al modificar la normativa, Hacienda pretendía elevar esa cifra al 2%; pero ya la superó, y el año se está cerrando con un récord – del casi 3%-.

Y, aunque prometieron lo contrario, no se podrá volver al orden fiscal, al menos en los dos próximos  años.

Según proyecciones del banco Itaú, los niveles de expansión de 3,5% y 4% del producto interno bruto (PIB), pronosticados para el 2020 y 2021, no estarán acompañados por un retorno del resultado fiscal al límite de 1,5% que se establece por ley.

Así mismo, el discurso que se quiso difundir desde el centro del poder fue el de austeridad. Por un lado se pidió que los diferentes Ministerios se adecúen a la situación actual, y sean responsables a la hora de solicitar presupuesto para el próximo año. Pero, sucedió lo contrario. La semana pasada, se liberaron fondos millonarios para pago de “aguinaldo extra” a funcionarios de diversos ministerios. Gratificación  que está prohibida desde hace varios años.

Paraguay cierra un 2019 con crecimiento 0, para los ciudadanos.