);

Se venció el tiempo para que el ministro del Interior muestre resultados concretos en la lucha contra la inseguridad; pero Marito lo sigue manteniendo en su cargo.

 

A principio de septiembre, y tras reclamo ciudadano y de distintos sectores políticos por la ola de inseguridad que acecha Paraguay, el presidente Mario Abdo dijo que no pediría la renuncia del ministro de Interior, Arnaldo Giuzzio, pero sí que lo pondría a prueba para que tome medidas y obtenga resultados concretos. El tiempo pasó la inseguridad aumentó, y Giuzzio sigue en su cargo.

“Si no hay resultados, vamos a dar también un paso al cos­tado. La exigencia es gene­rar resultados para todos y nosotros a todas aquellas dependencias”, dijo en aquel momento el ministro Giuzzio, enfatizando que el plazo que el mismo se dio era de 60 días; pero ya pasaron casi 90 días.

En Paraguay siguen abundando los asaltos, homicidios, y hasta sicariatos; y  Giuzzio llegó a decir que se trata de una “sensación”.

Así mismo, los secuestros están a la orden del día, pero el ministro del Interior también los niega.

Reclamo por Óscar Denis:

Las hijas del  ex vicepresidente de la Repú­blica Óscar Denis, quien se encuentra en cautiverio en manos del grupo crimi­nal autodenominado Ejér­cito del Pueblo Paraguayo (EPP), dieron a conocer una carta dirigida a Giuzzio, en respuesta a su reticencia a reconocer que el secuestro se ha convertido en una indus­tria en el Paraguay. Recor­daron que siguen sin noticia de las tres personas secues­tradas: el político liberal Óscar Denis, el policía Ede­lio Morínigo y el ganadero Félix Urbieta, y claman por su liberación.

“Hace 20 años atrás ocurría en nuestro país un hecho que marcaría un antes y un des­pués en nuestra historia. La industria del secuestro ins­talaba su sucursal en Para­guay”, expresan.

“Tenemos a un ministro del Interior que prefiere dar la espalda al problema, preten­diendo tapar el sol con un dedo a través de un discurso simplista, egoísta, infantil y hasta ofensivo para las víc­timas”.

 

Baja ejecución de presupuesto:

Giuzzio reconoció  escasa ejecución de un crédito de USD 20 millones para programas de seguridad y se excusó con cuestiones técnicas.

Admitió que el programa lleva más de tres años de “poquísima ejecución” e indicó que su gestión heredó un proceso con desprolijidades legales y que promete que se ejecutará parte del proyecto en junio del año que viene.

Indicó que para esa fecha, se tiene prevista la ejecución de una parte del dinero otorgado. “Nuestro plan es que para junio del año próximo tengamos, por lo menos, ejecutados unos 11 millones de dólares”, enfatizó.

 

Marito, el protector: en el día de ayer, el Jefe de Estado ignoró las consultas de la prensa en relación al criticado desempeño de Giuzzio ¿Cuánto tiempo más lo protegerá?

Desde el 8 de setiembre Abdo tiene en su despacho la “renuncia en blanco” del ministro del Inte­rior, Arnaldo Giuzzio.