);

En extenso informe, Contraloría confirmó que Arnoldo Wiens modificó el proyecto y el Pliego de Bases y Condiciones de la licitación por el “puente de oro”. Desde el ente  señalan que el pro­ceso licitatorio está viciado de irregularidades.

En un informe de 41 páginas el equipo auditor del ente de control describe cómo la administración de Arnoldo Wiens fue modificando el proyecto y las especificaciones técnicas del Pliego de Bases y Condiciones en detrimento de los criterios establecidos en las normas de Contrataciones Públicas.

La investigación que hace un mes abrió la Contraloría Gene­ral de la República (CGR) sobre el tan cuestionado puente de ñanduti (Viaducto Peatonal de la Cultura) que licitó el Ministerio de Obras Públicas y Comunicacio­nes (MOPC) derivó en un fulminante dictamen que desarrolla una serie de irre­gularidades en el proceso. Fueron cambiando casi todo el Pliego de Bases y Condicio­nes (PBC) para favorecer a la firma Engineering, señala el referido informe.

Por el rosario de observa­ciones, la CGR recomienda suspender los pagos relacio­nados a la licitación, adjudi­cada mediante contrato de US$ 2 millones.

Dictamen de Contraloría que sugiere suspensión de pago en el marco de la licitación del puente de oro del MOPC.
Dictamen de Contraloría que sugiere suspensión de pago en el marco de la licitación del puente de oro del MOPC.

El informe señala que el pro­ceso licitatorio está viciado de irregularidades al no haber claridad en las espe­cificaciones técnicas y por la serie de modificaciones introducidas.

“La convocante no consi­deró realizar la convoca­toria objeto de estudio con una precalificación teniendo en cuenta el alto costo pro­gramado y la falta de inclu­sión de todo lo relacionado al diseño, lo cual generó una serie de modificaciones al contrato posteriores a la adjudicación de la misma, tal como lo establece el artículo 1° del Decreto Nº 3719/15, por el cual se modifican los artículos 21 y 26 del Decreto Reglamentario 21909/03”, cuestiona una primera parte del dictamen sobre la serie de maniobras hechas. Conti­núa diciendo “aspectos sus­tanciales establecidos en el PBC, debieron ser modifi­cados antes de la apertura de sobres, o, en todo caso, la convocante debió establecer dentro del PBC de manera expresa la posibilidad de modificación de los ítems conforme al diseño apro­bado por el administrador de contrato, esto de confor­midad a lo establecido en la normativa que rige la mate­ria Ley 2051/03 en su artí­culo 22, en el cual dispone: Modificaciones a las Bases de la Licitación”.

El referido análisis cuestiona la falta de planificación y ela­boración de un diseño de la obra, considerando, además del monto, la importancia de la misma al estar relacionada con los Juegos Sudamerica­nos Asunción 2022. “El pro­yecto y las especificaciones estipuladas en el pliego con­forme el análisis realizado, se puede observar que sufre modificaciones mediante las adendas en más de un 90% aproximadamente, favore­ciendo de esta manera a la firma adjudicada”, remarca el documento.

Los funcionarios de la Con­traloría también incluyeron una explicación especial de los costos que representan las citadas modificaciones, que una vez asegurado el contrato al proveedor favo­rito Engineering, fueron aumentando. “No se encuen­tra debidamente fundamen­tado el precio referencial ni mucho menos el estudio del mercado en el llamado”, dice el informe con relación a los precios adjudicados y que en teoría surgieron de una revista, que resulta trámite limitado según el entre con­tralor ya que debieron esta­blecerse mediante varias consultas en el mercado.

La Contraloría también aclaró que no entró a anali­zar las especificaciones téc­nicas, sino todo el procedi­miento administrativo del llamado y la licitación, al tiempo de solicitar una revi­sión por parte de la DNCP. “Se sugiere a la convocante, suspender los pagos relacio­nados al presente llamado licitatorio, hasta tanto se resuelva deslindar respon­sabilidades en el marco de la aplicación de la Ley de Contrataciones Públicas”, remata el dictamen.