);

La Cámara de Diputados sancionó el proyecto de Senadores, que sube el déficit hasta el 3% del PIB y que incluye un artículo que dispone que los fondos provenientes de los préstamos serán utilizados solo para inversiones en obras y no en gastos corrientes.

El gobierno central podrá cerrar este año el ejercicio con un déficit fiscal de hasta 3% del Producto Interno Bruto – PIB (US$ 1.200 millones), luego de que el Congreso aprobara la aplicación de las excepciones establecidas en el Art. 11 de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) o “cláusula de escape” como también se lo conoce. Este artículo le permite al Ejecutivo solicitar al Congreso autorización para elevar el tope de déficit de 1,5% del PIB (US$ 600 millones) inicial hasta un máximo de 3%, en caso de emergencia nacional, crisis internacional que pueda afectar seriamente la economía local o una caída de la actividad económica interna.

Durante el debate, algunos legisladores de la oposición, como Édgar Acosta (PLRA) y Sebastián García (PPQ) se manifestaron en contra porque el gobierno toma el camino más fácil de aumentar el déficit por la vía del endeudamiento y no da señales de mejorar la calidad del gasto, de reducir las erogaciones corrientes para disponer de más recursos para seguir invirtiendo.

Acosta advirtió que el próximo año se repetirá esta historia, porque sostiene que será muy difícil reducir de nuevo el saldo rojo al nivel de 1,5% del PIB; en tanto, García calificó de irresponsable al Ejecutivo por la falta de planificación y porque no se puede seguir con el “carnaval del gasto público”.

Los diputados, sin embargo, no pudieron ratificar la propuesta que habían aprobado inicialmente de llevar el tope hasta 2% (US$ 800 millones), planteada por la bancada de Honor Colorado (cartista) y apoyada igualmente por algunos legisladores de partidos de oposición. La ley fue sancionada con 46 votos a favor de ampliar el tope a 3%, como lo había aprobado el Senado; 24 votos por ratificar la propuesta de Diputados de que aumente solo hasta 2%, y 3 legisladores se abstuvieron.