);

“Sin goce de sueldo” fue la tibia sanción que recibieron los funcionarios del Ministerio de Salud involucrados en las compras millonarias irregulares y sobrefacturadas al clan Ferreira.

A pesar de las numerosas irregularidades informadas por la CGR en las compras realizadas por el Ministerio de Salud a Eurotec e Imedic (empresas de los Ferreira), el juez Carlos Meza determinó sanciones tibias y temporales.

Esta resolución generó descontento y revuelo:

La diputada del PEN Kattya González dijo que “una vez más la impunidad señorea en el país” “Es una vergüenza la manera en que opera la rosca de la impuni­dad. Esta sanción que se dio es un insulto, una recomen­dación que esperamos que el ministro se aparte porque ese dictamen no es vinculante. Aunque también, normal­mente los ordenadores de gastos se apoyan en el crite­rio técnico. Nos encontramos con un sumario a cinco perso­nas, donde 20 personas inter­vinieron”, expresó la legisladora de la oposición.

La diputada de Patria Querida, Rocío Vallejo, también lamentó la resolución: “El mayor escándalo de la pandemia, procesos amañados, informes mentirosos, un país encerrado y la sanción, una vergüenza. ¿Qué más hay que hacer en este país para que se castigue debidamente lo que está mal hecho? El mensaje es ‘hacé nomás todo mal, amigo, que no pasa nada’”, se pronunció. Y, agregó: “Basta de engaños, basta de cambiar figurita para que todo siga igual, Mario Abdo. Tenés suerte de que el Paraguay es de la gente, que está auxiliando y paliando la ineficiencia e inutilidad de muchos. Porque solo unos pocos son rescatables en tu equipo”.

 

¿Sanción?

La resolución del juez Meza, quien instruyó el sumario al ex director de la Unidad Operativa de Contrataciones del Ministerio de Salud, Pablo Lezcano, y a los funcionarios que integraban el comité de evaluación: Mirta Morán, Gustavo Cuevas, Pedro Santander, Diego Sosa, Augusto Portillo y Larizza Ginés, recomienda aplicar solamente 30 días sin goce de sueldo a Lezcano y 20 días a los demás.

¿Licitación o corrupción?

El Ministerio de Salud adjudicó por vía de la excepción – bajo argumento de urgencia – a las empresas Imedic SA y Eurotec SA para la compra de insumos y equipos médicos. El monto total del contrato fue más de G. 85.200 millones.

Tras denuncias e investigaciones la Contraloría emitió un informe asegurando que “la adquisición se encuentra viciada de irregularidades en todas sus etapas”.

Ante la situación, Salud rechazó la compra – alegando que los insumos y equipos no servían- y anunciaron la apertura de sumario a los involucrados y la denuncia ante la Fiscalía. Pero, no se presentó toda la documentación en la misma.

Y, a pesar que se aseguró que estas compras fueron un intento de estafa contra el Estado paraguayo; las sanciones no son correlativas al daño.

¿Complicidad?

Desde el ministerio de Salud no presentaron pruebas en el sumario abierto a los funcionarios involucrados en las licitaciones fraudulentas.