);
 

Ayer se cumplió una semana de que el Ejecutivo anunció con bombos y platillos la apertura parcial del puente para la circulación por todo Alto Paraná,pero que quedó sin efecto por Jair Bolsonaro.

“Estamos conversando” es una respuesta que ya no aceptarán los comerciantes fronterizos, quienes dan tiempo hasta hoy al Gobierno para responder si se abrirá o no el puente y desde qué fecha.

“Tienen que decirnos la verdad, si no hay condiciones que nos digan, nosotros no somos idiotas, se va a abrir o no, pero que estén diciendo estamos trabajando y al final te das cuenta que no es así, eso es lo que nos indigna a nosotros”, expresó Iván Airaldi en comunicación con la 1080 AM.

Si la respuesta es negativa, a partir de mañana se prevé una manifestación masiva como medida de fuerza para exigir una alternativa hasta que se habilite el retorno a la normalidad.

Airaldi comentó que una de las propuestas que presentaron al Gobierno fue el ingreso limitado y gradual hasta la apertura total, es decir, la primera semana permitir el paso hasta 3.000 personas dentro del perímetro de Ciudad del Este, la segunda hasta 5.000, la tercera hasta 10.000 y finalmente liberar el paso.

Este planteamiento incluye el uso de dos laboratorios moleculares para testeos rápidos en ambas ciudades.

Ayer se cumplió una semana de que el Ejecutivo anunció con bombos y platillos la apertura parcial del puente para la circulación por todo Alto Paraná, algo que quedó sin efecto con el decreto de Jair Bolsonaro que prorroga por 30 días el cierre de la frontera.