);

 

Un millón y medio de estudiantes vuelven a escuelas públicas. Sindicatos dicen que inicio es parcial por la infraestructura y el dengue.

Los datos de gremios docentes son contundentes. Ocho de cada 10 instituciones educativas de gestión pública no están en condiciones de arrancar el año lectivo marcado para hoy. Entre los motivos principales figura la pésima infraestructura, el riesgo de derrumbe y obras que nunca terminan y que representan incluso un peligro a la integridad de los alumnos.

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) sale al paso, señalando que son solo 158 las escuelas en malas condiciones.

“A esto nos referíamos desde la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP-Auténtica), cuando hablábamos de un inicio parcial de las clases este año”, agrega Gabriel Espínola, secretario general del sindicato.

El gremio indica que el 80% de los centros escolares en todo el país –unos 8.000– no están adecuados para recibir a los estudiantes de manera digna.

Útiles escolares. Los kits escolares llegaron, pero incompletos. Además del faltante de borradores, no se incluyeron lápices de colores. Lo que es más grave es que los sacapuntas, adjudicados a la empresa Álamo SA no son de metal, según denuncias de las familias. Son de plástico, a pesar de que el contrato que figura en Contrataciones Públicas habla claramente de que tienen que ser de metal. Los sacapuntas le costaron al MEC G. 794.537.231. Los paquetes de útiles tampoco tienen lápices de colores para el primer ciclo. En una escuela pública indicaron igualmente que de 10 cuadernos de doble raya, solo llegaron 8, mientras que los otros 2 son cuadriculados.