);

Las empresas Imedic y Eurotec, del clan Ferreira, pedirán reconsideración al Ministerio de Salud para que la figura sea Nulidad del proceso licitatorio y no Rescisión de Contrato.

De darse la primera opción, Salud Pública deberá asumir la responsabilidad de los errores cometidos en “viciado” proceso de compra y las firmas proveedoras podrán retirar sus productos y devolver el anticipo cobrado. Si se mantiene la segunda, las empresas adelantan que recurrirán a la justicia.

Andrés Casatti, representante legal de las empresas Imedic y Eurotec, en entrevista con las radios Monumental y La Unión adelantó cuál es la postura de sus clientes tras la decisión de Salud Pública de rescindir el contrato por el proceso viciado de irregularidades, según detectó la Contraloría General de la República.

Señaló que dichas empresas desean que la figura a usarse sea la de “Nulidad de la Licitación” y no así la “Rescisión de Contrato”. Si se apuesta por la primera opción, Salud Pública deberá asumir la responsabilidad de las irregularidades detectadas, según explicó. “El propio ministro Julio Mazzoleni en su conferencia manifiesta que, ante el informe de la Contraloría, se percata que el proceso licitatorio está plagado de irregularidades”, acotó.

Casatti refirió que los proveedores solicitarán la reconsideración al ente estatal, para que puedan retirar sus productos y devolver el anticipo cobrado. “Nuestro espíritu es devolver el dinero para poder avanzar, pero tampoco podemos dejar que el Ministerio se lave las manos a costa nuestra. Lo que menos quiere mi cliente es vender estos productos al Estado, después de tanto manoseo”, dijo y aseguró que ya hay pedidos de otros países.

En cambio, si se mantiene la rescisión, se apelará la decisión y el caso irá al ámbito judicial. “Se expone a perder el juicio y a una figura de lesión de confianza en el ámbito penal”, advirtió el representante legal del clan Ferreira.