);

 

El plan de reactivación económica propuesto por el Gobierno trae un aumento exabrupto de la deuda ¿Es este el único camino? ¿Estarán midiendo las peligrosas consecuencias?

Este año, el Gobierno de Mario Abdo asumirá un endeudamiento de US$1990 millones por medio de la Ley de Emergencia Sanitaria; y se le sumarán alrededor de US$ 500 millones más en el segundo semestre, para la “recuperación económica”.

A esta nueva deuda, se suma la deuda anterior; y a otras de obras ya iniciadas.

Así, el Gobierno está endeudando el futuro de los paraguayos; y dejando el compromiso de pago insostenible a las próximas gestiones de Gobierno.

PANDEMIA

Paraguay es uno de los países de la región que más recursos destinó para hacer frente al coronavirus. Según informe presentado por el Ministerio de Hacienda, el paquete final disponible para este fin equivale a 5.9% del PBI. En cifras, el monto equivale a US$1600 millones para financiar las medidas de emergencia y sus consecuencias en la económia.

A este monto, se suman otros US$390 millones en préstamos que ya habían sido gestionados en organismos financieros multilaterales, que también fueron autorizados dentro de esta ley.

DEUDA VS EVASIÓN

Si se combate la elusión tributaria y se ajusta la recaudación, podría frenar la necesidad ferviente de endeudarse. Así mismo, si se recortan privilegios entre funcionarios y entidades (como las binacionales de Yacyretá e Itaipú).

Así mismo, mejorar los instrumentos necesarios para que la Subsecretaría de Tributación pueda enfrentar la planificación tributaria abusiva impulsada por las grandes empresas; sería otra herramienta fundamental.

DEUDA VS CORRUPCIÓN

Es importante destacar que, en lo que va de la situación de pandemia y los recursos estatales destinados a enfrentar al Covid-19; varios ministerios fueron investigados por utilizar dinero público en compras irregulares.

Tanto en Petropar como en la DINAC, se abrieron causas judiciales por sospechas de corrupción al comprar insumos médicos y de protección. En ambos entes, sus directivos renunciaron al ser acusados (Samudio de Petropar y Melgarejo  de la DINAC).

Hoy, quien está siendo investigado es el Ministro de Salud, Julio Mazzoleni, por las compras realizadas al Clan Ferreira.

 

¿Existen otras salidas al endeudamiento? ¿Existen otros modos de recaudación para enfrentar a la pandemia y sus consecuencias?¿Mario Abdo debe poner un pie en el freno de la deuda e irresponsabilidad?