);

El presidente del Senado, Óscar “Cachito” Salomón no obedeció a la justicia que ordenó  la reincorporación inmediata del director de RRHH, César Sánchez, quien fue echado por Fernando Lugo.

Mediante un tweet de la periodista Francisca Pereira de radio Universo 970 AM, se conoció que el presidente del Senado, Óscar “Cachito” Salomón sigue sin cumplir con la orden de la Corte Suprema de Justicia de reincorporar al funcionario César Sánchez en su cargo como RRHH de la Cámara Alta.

https://bit.ly/2YR4dP7

 

Sánchez echado por Lugo:

En 2017, César Sánchez estaba al frente de Talentos Humanos del Congreso; puesto al cual llegó concurso mediante (el nombramiento de Sánchez se había dado de acuerdo a disposiciones de la Ley de la Función Pública, cumpliendo el requisito de concurso de méritos y aptitudes).

Sin embargo, cuando Fernando Lugo llegó a la presidencia del Congreso, lo sacaron a Sánchez de su cargo para poner en su lugar a Norma Cardozo, integrante del movimiento de Ramón Gómez Verlangeri. Hasta el día de hoy, Cardozo sigue al frente de este puesto.

Vale la pena destacar que la funcionaria cuenta con el padrinazgo del Salomón

 

Sánchez denunció y la justicia falló a su favor; pero desde el Senado sin acatar la sentencia judicial. No sólo no es acatada por el actual presidente del Senado, sino que tampoco lo fue cuando el cargo estuvo ocupado por Silvio Ovelar o Blas Llano.

Multa: el Congreso deberá pagar en la actualidad más de 300 millo­nes de guaraníes, como indem­nización al denunciante.

En ámbitos del Legislativo explicaron que el bloqueo para la reincorporación de Sánchez al cargo puede signi­ficar mayor erogación de lo que hasta ahora decidió la Justi­cia. Esto en caso de que conti­núen las apelaciones para evi­tar cumplir la disposición legal que regula la función pública.

 

Cardozo, polémica: la funcionaria protegida por Cachito estuvo envuelta, en los últimos días, en polémico cruce de mensajes a través de las redes sociales con la funcionaria, Karen Nascimento; quien la acusó de malos tratos y de atrasar sistemáticamente el pago de salarios a cierto número de funcionarios.

En el Legislativo, las quejas contra Cardozo se traducen en el hecho de que la misma es “apadrinada” por los senadores Lugo y Salomón, a pesar de haber accedido a su cargo de manera irregular, evitando el concurso que había sido ganado previamente por Sánchez.