);

Por mayoría de votos, Diputados rechazó la propuesta del Primer Mandatario que pretendía otorgar mayores facultades al ministro del Interior y retirar atribuciones propias de la Comandancia de la Policía Nacional. El documento fue remitido al archivo.

Uno de los puntos más críticos del proyecto: “.. los departamentos de Asuntos Internos y Justicia Policial, respondan al poder civil”.

Además, se pretendía la creación de la Dirección de Talentos Humanos, que se encargaría de estudiar los ascensos y criterios relacionados a los aspirantes a policías. Se proponía terminar con los ascensos por antigüedad o acuerdo político y limitar las atribuciones del comandante.

En el momento que, el entonces Ministro del Interior, Ernesto Villamayor anunció la propuesta que se enviaría al Congreso; los miembros del cuerpo mostraron su completo rechazo.

Se convocó a huelgas; y se amenazó con acción de brazos caídos. Los uniformados exigían la remoción del cargo de Villamayor por falta de responsabilidad en su cargo, y por actuar contra su propia Institución. A pesar de los reclamos, y de la interpelación; Mario Abdo dijo estar orgulloso del secretario de Estado; quien hoy está al frente de la Jefatura de Gabinete.

Ya sin Villamayor, con Euclídes Acevedo al frente del Ministerio del Interior; y con la baja del pulgar de Diputados; el Primer Mandatario deberá aceptar que su propuesta de militarizar el país, no es una opción viable.