);

Informe realizado por auditoría del Poder Ejecutivo, sacó a la luz más de 30 irregularidades sobre la gestión de la Ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo.

Desde que asumió en su cargo, fueron varias las denuncias que se hicieron públicas acusándola de: malgasto de dinero público, planillerimos, licitaciones ilegales; entre otros.

El despilfarro en cupos polí­ticos y el poco interés en el principio de la economía en compras públicas tenían sin cuidado a la ministra hasta que culminó el informe de auditoría del Ejecutivo y sal­taron evidencias de su mala gestión.

La deficiencia de la adminis­tración de Bacigalupo llegó al punto de no codificar los bie­nes de la institución, según la referida auditoría. El informe cuestiona mal procedimiento en compras públicas, incon­gruencia documental de recepción de bienes, G. 1.500 millones que eran para cur­sos de capacitación que utilizó para otros fines como alquiler, limpieza, servicios sociales y hasta fumigación de edificio.

Deficiente estado financiero que reporta una diferencia de G. 150 mil millones entre el balance e inventario de las tres instituciones (Ministerio de Trabajo, SNPP y Sinafocal), es otro hallazgo de la reciente auditoría.

Bacigalupo recibió observa­ciones hasta por las máquinas de coser sin código patrimo­nial entregadas en la sede del SNPP de Ypané, maquinarias tiradas por falta de manteni­miento, algunas sin documen­tación. Aunque cabe subrayar que luego de las objeciones fueron subsanadas, es decir, codificaron los bienes.

Otra de las observaciones de la auditoría es que la ejecu­ción de cursos en el SNPP fue mínima en el primer trimes­tre del año, apenas el 3% de lo programado.

Y así, la lista sigue.