);
El director paraguayo de la Itaipú Binacional (IB), Manuel María Cáceres, sostuvo ayer que Itaipú está sin tarifa definida, agregando que la entidad cumplirá sus compromisos financieros con el flujo de caja correspondiente a pagos por los meses de noviembre y diciembre.

Por su parte, Félix Sosa, presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), quien forma parte del Consejo de Administración de la IB, aseveró que no existe tarifa definitiva ni provisoria. Ambas autoridades argumentaron que en Itaipú existe una diferencia de dos meses entre la emisión y el pago de las facturas, por lo que ese es el tiempo que tienen Paraguay y Brasil para llegar a un acuerdo respecto a la tarifa. De hecho, Cáceres recordó que está pendiente el encuentro de los presidentes de ambos países, Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro, respectivamente, quienes tendrán un segundo encuentro para definir el asunto, pues la primera reunión fue en noviembre pasado.

Por ahora, Paraguay sigue insistiendo en mantener los números en USD 22,60 kW/mes, mientras que el país vecino afirma que la tarifa debe bajar a USD 18,95 kW/mes, según lo establece el Anexo C del Tratado de Itaipú. Sin embargo, el mes pasado la entidad había informado que se emitirían recibos provisorios sobre los pagos recibidos de las entidades compradoras (ANDE y Eletrobras), las cuales cuentan con contrato de potencia vigente. También señalaron que Itaipú seguiría funcionando con un presupuesto provisorio ad referéndum de las altas partes contratantes.

“No están acordadas las bases presupuestarias, que es el primer paso para llegar a una tarifa”, afirmó el director paraguayo de la IB. De los siete componentes que integran las bases presupuestarias de la entidad, hasta ahora hay consenso en seis, quedando pendiente el correspondiente a los gastos de explotación, componente clave dentro de la estructura del costo del servicio de electricidad de Itaipú, punto en disenso para el cálculo de la tarifa 2022.

A su turno, el director financiero de Itaipú, Fabián Domínguez, aclaró que los royalties siguen como están y no se existe el riesgo de no cumplir con el pago de estos a las gobernaciones e intendencias del país.

 

USD 42 millones menos al Estado

La IB informó también que cerró el 2021 con una transferencia de USD 444.731.500 al Estado paraguayo, en cumplimiento de las obligaciones establecidas en el Anexo C del Tratado. El monto representa USD 42.511.200 menos que el año 2020 (ver infografía).

Se incluyen las remesas por cesión de energía, royalties y pagos a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). Así, el Tesoro recibió USD 202.668.500 por cesión de energía y USD 201.504.600 por royalties. A su vez, la ANDE ingresó USD 40.518.400 por el resarcimiento de las cargas de administración y utilidades; de acuerdo con el reporte de la Dirección Financiera, Margen Derecha, de la IB.

La entidad agregó que, a pesar de la complicada coyuntura en el 2021, debido a la pandemia de la Covid-19 y a la crisis hidrológica, Itaipú logró cubrir la demanda energética de Paraguay y Brasil; y cumplir sus obligaciones financieras.