);

De manera independiente, la Asociación Rural del Paraguay gestiona el ingreso al mercado del país asiático. El gremio insiste en que Paraguay no puede seguir estando fuera de este mercado; considerado como la segunda potencia económica a nivel mundial.

Luis Villasanti, presidente de la ARP,  envió un pedido de apertura comercial al Consulado de China, instalado en San Pablo, Brasil.

“Hemos entablado conversaciones, pero todavía no tenemos ningún éxito, pero estamos tratando por todos los lados. El mercado de China es muy importante para el Paraguay. Estamos impulsando negociaciones para exportar a China, incluso estamos viendo la posibilidad de tener una relación comercial con ellos”, comentó el empresario.

Además, insistió en que Paraguay no puede dejar de lado a la segunda potencia económica del mundo (por China Continental), con 1.400 millones de habitantes. “Esto es criminal para toda la economía paraguaya. Estamos intentando, estamos trabajando fuertemente para poder vender a China, es un trabajo lento y complicado”, aseguró.

La principal exigencia de China Continental para que Paraguay pueda ingresar a su mercado es: romper lazos comerciales con Taiwán.

Ante la presión empresarial, el Gobierno anunció a inicios de este mes que están gestionando la apertura del mercado chino, pero no de manera directa, sino a través del bloque Mercosur.

El anuncio fue dado por el ex ministro del MAG, Denis Lichi, durante la inauguración de la Expo Norte.

Lichi adelantó que para noviembre todos los ministros de Agricultura del Mercosur tienen agendada una audiencia con el ministro de Agricultura de China, para ver la posibilidad de abrir lazos con el bloque comercial.