);

Autoridades del Ministerio de Salud se reunirán para analizar el protocolo de utilización de fosas comunes ante el crecimiento exponencial de casos de covid-19, el virtual colapso del sistema de sepelios.

En principio se había hablado que la sostenida reincidencia de un número de cincuenta fallecidos por día podría provocar tal colapso, lo cual reavivó el debate ayer cuando se difundió el dato de 49 muertos por coronavirus.

PROTOCOLO

En el caso de muerte por coronavirus, la prohibición de velar los cuerpos sigue vigente, ya que existe un protocolo que no permite la aproximación a los cadáveres. Los cuerpos podrán ser enterrados, cremados o puestos en un panteón o en fosas comunes.

El cadáver deberá ser puesto en el ataúd con la totalidad de los equipos hospitalarios que utilizó durante la internación y los féretros sellados con chapa y directamente enterrados. La disposición se mantendrá hasta que el virus deje de circular.