);

El Senado aprobó ampliación de la tarifa social de la energía eléctrica que subsidiará a todos los usuarios de la ANDE cuyo consumo no exceda de los 300 kwh/mes. El proyecto vuelve a Diputados para su estudio.

El proyecto de ley aprobado generaliza la tarifa social de la ANDE y dispone que serán beneficiados todos los usuarios de la ANDE cuyo consumo no exceda de los 300 kWh/mes. De esta manea simplifica el proyecto aprobado por la Cámara de Diputados que establecía categorías de subsidio de usuarios “vulnerables” y “muy vulnerables”, además incluir la necesidad de una certificación por parte del Ministerio de Desarrollo Social y de instituciones locales.

Los senadores destacaron que las modificaciones se realizaron por recomendación de la propia ANDE.

Señala también el proyecto aprobado por el Senado que la tarifa social será de ingreso automático y vía sistema informático para todos los usuarios residenciales sin más limitación que el consumo máximo de 300 kWh/ mes verificado mensualmente. Dispone también que si se excediera en el consumo de 300 kWh/mes hasta por tres meses consecutivos, el consumo adicional estará sujeto a la tarifa residencial sin subsidio.

Si el consumo total registrado por tres meses consecutivos supera los 300 kWh/ mes todo el consumo del mes será facturado a la tarifa residencial

El “Programa de Promoción Social” aprobado en esta ley dispone que los usuarios que tengan un consumo de 0 a 300 kWh/ mes tendrán un subsidio igual al 75% de la tarifa residencial, inclusive IVA.

Los usuarios que tengan un consumo de entre 301 y 600 kWh/mes tendrán un subsidio igual al 30% de la tarifa residencial, incluyendo IVA.

Finalmente, los usuarios que registren un consumo que exceda los 600 kWs/ mes, el consumo adicional estará sujeto a la tarifa residencial normal.

El proyecto de ley dispone que será el Ministerio de Desarrollo Social, en coordinación con el Ministerio de Hacienda, las Municipalidades y Gobernaciones será el encargado de definir los beneficiarios de la tarifa social, correspondientes al programa de Promoción Social destinado a aquellos núcleos financieros en situación de pobreza y vulnerabilidad.

La normativa volverá ahora a la Cámara de Diputados que, por mayoría absoluta se podrá ratificar en su proyecto original o aceptar las modificaciones del Senado.