);

El 70% de las camas de terapia intensiva está ocupado. El país se encuentra en alerta naranja. Asunción y Central están al borde del colapso.

El sistema de Salud de Paraguay está al borde del estallido. La terapia intensiva a nivel país está en alerta naranja, pero en Asunción y el Departamento Central  son las regiones más afectadas por los contagios del coronavirus.

Desde el Sindicato Nacional de Médicos imploran a la ciudadanía que se cuide para que no colapse el sistema.

“Lo que le decimos a la gente es que debe hacer su parte. El Gobierno tiene el compromiso de garantizar la atención médica, pero si nos contagiáramos todos juntos, y si sobrepasa la cantidad de camas de internación o de terapia inclusive la capacidad resolutiva del personal dentro de los hospitales no lo vamos a poder atender a todos”, expresó la Dra. Rossana González. Y aclaró que si el sistema se colapsa habrá que elegir a quien atender y a quien no. “No queremos llegar a ese punto, pero si todas las personas están en la urgencia, evidentemente se va dar chance a la persona que más posibilidad tenga”.

 

Camas libres.

En Central-capital hay sólo entre 15 y 18 camas de terapia intensiva, libres. Y, en el resto de las regiones unas 40 camas (total a nivel país); pero se están ocupando de manera rápida.

Los profesionales médicos ponen el foco en los jóvenes. Y que cuiden a los mayores para evitar la saturación en los hospitales.

“No se imaginan lo difícil que es para nosotros los médicos. Cuando me avisan que hay tres ingresos al mismo en una guardia quiero llorar. Lo normal es que haya uno o dos ingresos, pero no 7. Es muy doloroso. Los abuelos no se van a contagiar por dar una vuelta a la manzana. Le están llevando la enfermedad”, dijo la doctora Leticia Pintos, directora de Terapias y Servicios de Urgencias Hospitalarias del Ministerio de Salud.

 

Pre pandemia.

Antes de que arranque la pandemia, el Sistema de Salud Pública tenía 308 camas de terapia intensiva en todo el país. Con la llegada del Covid-19, se adquirieron 200 camas más; pero ahora se necesitará usar también las del sector privado (270)

Pero la jefa de la UTI de Clínicas, Dra. Lorena Fontclara aseguró que en ese nosocomio hay solo 17 camas desde que arrancó todo y que no se aumentó ninguna.

Por otro lado, el Hospital Nacional de Itauguá  sí recibió camas, pero el servicio se encuentra saturado.“ Estamos saturados. El fin de semana estábamos desesperados; nos llamaban de todos lados para el traslado de sus pacientes”, dijo la directora del hospital.

Falta personal

A la falta de camas se suma la falta de médicos y enfermeras. Porque, al ser los primeros que batallan contra el Covid, se contagian y deben aislarse – o internarse en los peores casos-.

Según el último reporte del monitoreo del personal sanitario hospitalizado por la enfermedad, 26 fueron hospitalizados y la semana pasada, en tan solo un día, de 20, 9 requirieron internación. Del 19 al 21 de agosto, 72 casos positivos fueron confirmados entre el personal expuesto al Covid-19.