);

El reciente acuerdo firmado entre ANDE y Eletrobras no beneficia al país. Especialistas aseguran que Paraguay queda atado de pies y manos al gobierno brasilero. Desde Parlasur solicitaron el documento, temen que la historia se repita.

 

El ex titular de la ANDE, Pedro Ferreira, y Fabián Cáceres, ex gerente técnico, señalaron que el nuevo contrato entre Eletrobras de Brasil y la ANDE por la contratación de energía de Itaipú, no sólo no beneficia al Paraguay, sino que lo pone en una situación sumamente débil, y de control brasilero.

“Si comparamos este contrato que se firmó ahora versus el de 2007, letra por letra, van a encontrar que no hay ninguna cláusula nueva para el Paraguay; el Paraguay no ganó nada, eso es categórico e irrefutable. Si alguien dice: ‘ganaste mérito, ganaste algo’ y te inventan el concepto de que ahora es más segura la energía, eso es falso. La previsibilidad de eso la ganó Brasil, porque ahora sabe que no podemos contratar menos ni podemos contratar más sin su permiso”, expresó Ferreira en entrevista radial. Y, explicó que “Brasil ganó meternos en el brete de hacer una contratación por cuatro años, cuando el Paraguay no tiene capacidad de fuentes alternativas a Itaipú; al no tener fuentes alternativas, si nosotros compramos de más, no tenemos dónde colocar. Al hacer una contratación a cuatro años y no hacer a un año, el riesgo es mayor a no hacer una sobrecompra”.

Hasta que Ferreira estaba frente a la ANDE, este contrato se  revisaba de manera anual.

El ex funcionario, renunció a la entidad energética tras darse a conocer el Acta Bilateral firmada de manera secreta entre el Gobierno de Paraguay y el de Brasil (en mayo de este año); por la cual se ponía en jaque – según sus propias palabras- a la soberanía nacional. Tras el escándalo y polémica que trajo este acuerdo; se debió dar marcha atrás, y el Presidente Mario Abdo estuvo al borde que le inicien un Juicio Político en su contra.

 

Otro de los puntos que Ferreira enfatizó fue que Eletrobras le debe dinero a la binacional por la energía que contrató en los últimos meses. “Yo solicito como ciudadano que se publique ese acuerdo para ver si lo que Eletrobras se negó a pagar en todo el año y que había sido sí tenía que pagar en estos años se le va a cobrar o no con algún tipo de tasa o se le va a perdonar por el hecho de que ellos nunca recibieron factura de Itaipú. No recibí factura de Itaipú (…) 11 meses que estuvieron vendiendo energía de Brasil y ahora se confirma que los valores no obedecen a la planilla, entonces ellos estuvieron pagando lo que querían y no lo que debían”. Y, agregó: “Era 54,9% a final del año pasado, pero como tiene una tasa moratoria establecida por el Consejo por unanimidad del 1% mensual, hoy en día tiene que está por los 60 y piquito. Yo creo que la gente de Itaipú debe contestar cuánto es lo que nos debe. Ahora que tienen el contrato con Eletrobras, facturar completo, decir: ‘usted me debe acá mil millones o quinientos millones’. Eletrobras le cobra intereses a Itaipú con la plata que Eletrobras cobra del financiamiento”.

 

Así mismo, Fabián Cáceres, quien fue gerente técnico de la ANDE, dijo que “Eletrobras consiguió los dos puntos que hace tiempo venía peleando: aumentar la contratación de potencia y establecer un cronograma de largo plazo hasta el 2022”, lo cual es perjudicial para Paraguay.

Además, Cáceres señaló que en 2007 la ANDE había logrado que la contratación no sea a largo plazo sino interanual, permitiendo así tener una ventaja ya que permitía año a año analizar los diferentes factores para una mejor negociación. “Esa ventaja de comprar energía año a año hemos perdido con este documento”, expresó el especialista.

En su cuenta de Twitter, Cáceres sintetizó los beneficios que cede Paraguay ante Brasil: Específicamente: Cesión de Energía de Eletrobras a ANDE, prioridad en el uso de Excedentes para la ANDE, administración del embalse, entre otras.

Al igual qué Cáceres y Ferreira, el especialista en temas energéticos Ing. Nelson Critaldo asegura que “el verdadero vencedor sigue siendo Brasil”, con este acuerdo. “Paraguay estaría gastando hasta el 2023 unos US$ 100.000.000 de más (comparando con la propuesta Ferreira-Cáceres). Uno se pregunta: ¿Y qué gana Paraguay a cambio de perder US$ 100.000.000? La respuesta es ¡nada!”, enfatizó.

Así, con el nuevo acuerdo entre ANDE-Eletrobras obligará a Paraguay a crecer en sus costos al comprar energía más cara de Itaipú (garantizada), mientras al Brasil le sobrarán los excedentes y, eventualmente, la adicional a la garantizada.

El Acta Secreta del 24 de mayo

En mayo de este año, y sin hacerlo público, el Gobierno de Mario Abdo firma un acuerdo energético con Brasil por la contratación de potencia de Itaipú. Recién se conoció 2 meses después, cuando Ferreira denunció que Paraguay renunciaba a los beneficios que adquirió en el contrato de 2007, de adquirir mayor cantidad de energía adicional que la garantizada.

Abdo defendió la firma del acta, y sostuvo su discurso en que el país debería empezar a ser “serios”, y no unos “pillos y peajeros”.

Pero, el rechazo ciudadano y escándalo en la opinión pública fue tal, que la amenaza de un juicio político en contra del Primer Mandatario fue inminente, y tuvieron que dar marcha atrás. Con las renuncias del canciller Luis Castiglioni, el embajador de Paraguay en Brasil, Hugo Saguier Caballero; el titular de la Administración Nacional de Electricidad, Alcides Jiménez; y el director paraguayo de la Itaipú Binacional, José Alderete; se calmaron un poco las aguas.

“Es increíble que con todo lo que ocurrió en julio de este año, cuando renuncia Ferreira, cuando la población se levanta y se consigue que el acta bilateral sea anulada y se genera una primavera en nuestro país en la que todos los paraguayos debatimos sobre este tema y levantamos una bandera sobre Itaipú como una bandera nacional, más todavía teniendo en cuenta que en breve tenemos que hacer la renegociación del Anexo C. Entonces, esa vuelta de negociación era una oportunidad de que no se cometan los mismos errores que se cometieron cuando se firmó el acta bilateral”, finalizó Cáceres.

Desde Parlasur también temen que la historia se repita. Entre las cuestiones más delicadas señalan el hecho de que se haya comprometido la contratación de energía por tres años, de manera anticipada, cuando que ningún gobierno anterior aceptó estos términos.

Para el parlasuriano Ricardo Canese,  nuevamente “Mario Abdo habría cometido un error”. “En esta carta-convenio Paraguay sale perdiendo prácticamente lo mismo que hubiese perdido en el acta secreta tan repudiada por la ciudadanía”.  Se espera que la ANDE de detalles sobre el contenido del documento en la brevedad.