);

El ministro de Relaciones Exteriores dijo que la información vinculada al Anexo C estará a disposición de la ciudadanía.

Euclides Acevedo, canciller Nacional, recibió ayer toda la documentación que fue recabada y analizada el año pasado por el Equipo Negociador conformado por el Poder Ejecutivo para la revisión del Anexo C del Tratado de la binacional Itaipú.

Durante el acto oficial correspondiente, Acevedo aseguró que existe un compromiso por parte de los tres poderes del Estado para defender los intereses del país y la soberanía energética, asegurando que Itaipú es una causa nacional que va “más allá que la atención examinadora en el Anexo C”.

Igualmente, habló sobre la necesidad de dar a conocer lo que las autoridades están haciendo y aseguró que la institución a su cargo “tendrá abiertas sus puertas para todo tipo de aportes”. “Los documentos estarán no solo a consideración de los fiscales de la Cancillería, sino a disposición de la ciudadanía”, añadió.

Por otra parte, el ministro de Relaciones Exteriores abogó por que todo el proceso relacionado a la conversación con Brasil sea “claro”, sin nada a discutirse “por debajo de la mesa”. En ese sentido, se mostró a favor de la “transparencia y participación”, aunque instó a abstenerse a quienes tildó de “payadores de la energía”.

Insumos. Según las explicaciones que se dieron ayer, la Cancillería recibió una serie de documentos que fueron elaborados principalmente por 50 técnicos que formaron parte de los grupos de trabajo conformados para apoyar la labor del Equipo Negociador.

El mismo Acevedo enfatizó que se trata del resultado de una investigación preliminar sobre lo que supone “técnica y científicamente” Itaipú y garantizó la utilización “políticamente inteligente” de los recursos que fueron puestos a disposición por parte del Gabinete Civil de la Presidencia de la República.

El Poder Ejecutivo, a través del Decreto 3173 de diciembre del año 2019, había creado el equipo para la revisión del Anexo C, integrado por un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores; uno del Gabinete Civil de la Presidencia de la República; uno del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), y uno de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), todos bajo la coordinación del canciller Nacional.

Vale recordar que el Anexo C del Tratado de Itaipú establece la revisión después de transcurrido un plazo de 50 años a partir de su entrada en vigor, teniendo en cuenta, entre otros conceptos, el grado de amortización de las deudas contraídas por la binacional y la relación entre las potencias contratadas por parte de Paraguay y Brasil.

Si bien textualmente no se habla de una negociación entre los socios, la revisión del Anexo C surge como una oportunidad para que Paraguay acuerde con Brasil puntos que pueden ser beneficiosos para nuestro país, según consideran diferentes analistas del sector energético.

Villamayor asegura que no hay tinte político
Juan Ernesto Villamayor, jefe de Gabinete Civil de la Presidencia de la República, resaltó que los insumos entregados a la Cancillería Nacional fueron elaborados por técnicos y aseguró que no hay “intereses políticos” incluidos dentro de la documentación. Agregó que, con base en las consideraciones técnicas, la decisión política queda ahora a cargo del canciller y del presidente de la República. Asimismo, indicó que existen plazos para revisar el Anexo C y no así para renegociar. Sostuvo también que el desafío para nuestro país es saber cuáles serán las fuentes de energía, ya que en unos 10 años se estaría utilizando toda la capacidad.