);

El ministro del Inte­rior indicó que la decisión de la justicia brasi­leña de ordenar la detención del ex jefe de Estado por un supuesto nexo con el empresario bra­sileño Darío Messer, proce­sado en el marco del caso conocido como Lava Jato, no tiene consistencia jurídica.

“Por lo que sabemos la mayo­ría de las personas que sigue con atención el proceso, evi­dentemente no tiene nin­guna consistencia jurídica, salvo que haya algo que nosotros no sepamos y esté muy oculto”, mencionó  en entrevista radial.

El secretario de Estado no descartó la posibilidad de que el conflicto se encuen­tre influenciado por cuestio­nes políticas.

“Así como está, la verdad de las cosas, repito que no aguanta el más mínimo análisis jurídico. Ahora, que haya alguna alimenta­ción política en el Brasil o fuera del Brasil, eso es otra cosa, pero eso es entrar en el campo de la especulación; pero del momento no tiene ninguna consistencia jurí­dica”, afirmó.

Acevedo sostuvo que la problemática podría gene­rar crispaciones políticas y sociales.

“Las consecuencias políti­cas de esto es una especie de tembladeral sin mayor sus­tento, y se cae en el fondo de la especulación que induce a una suerte de crispación social y la crispación polí­tica, que termina afectando la tranquilidad política y social de la República; y nosotros no nos podemos dar el lujo de ninguna ines­tabilidad sin sustento”, sentenció.

La Policía Internacional (Interpol) aún no cuenta con la notificación sobre el pedido de detención del ex presidente de la República, Horacio Cartes. Así lo confirmó ayer el comisario Wilberto Sánchez, jefe del Departamento de Interpol Paraguay, quien aseguró que no cuenta con ninguna notificación roja por las personas investigadas en el caso.