);

El Presidente de Paraguay anunció que, a partir de mañana, se vuelve al decreto original que establecía una restricción total en la circulación.

La medida fue tomada debido al retraso en la llegada de equipos de protección para el personal de blanco.

“Hoy tomamos la decisión, con el ministro de Salud, de volver a nuestro decreto original con algunas salvedades”, dijo el Primer Mandatario ayer por la noche en el Palacio de Gobierno.

En relación a las actividades permitidas,  dijo que los trabajos de la producción agropecuaria seguirán. Así también los deliverys, ya que eso permite que la “gente se quede en sus casas”.

Sobre las obras civiles puso un freno. Los empleados de este rubro sólo podrán salir hasta el día de hoy; desde mañana también se deberán quedar en sus casas.

El sector de la construcción había vuelto a activar desde ayer para dar cumplimiento al último decreto del Poder Ejecutivo, a través del cual se incluyó a las obras públicas y civiles dentro de la lista de los sectores exceptuados de la cuarentena establecida para frenar al Covid-19. Pero, luego se volvió atrás: “Hemos decidido darles hasta mañana a la medianoche a todos los trabajos de obras civiles, para que sigan este proceso de capacitación a su personal y volver a endurecer la medida y limitar simplemente a las obras públicas”, expresó.

Además, el Jefe de Estado dijo que primero quieren tener todos los insumos para proteger al personal del blanco del país, y, recién ahí, avanzar en la flexibilización.

Se espera que los mismos lleguen antes de terminar la semana.

“Tenemos planificado recibir logística esta semana, pero hasta que no tengamos aquí en Paraguay, vamos a retomar lo positivo que tuvimos en estos 30 días”, finalizó Abdo.

La nueva medida se tomó tras una larga reunión entre el Presidente, el ministro de Salud Julio Mazzoleni, y el de Hacienda, Benigno López.

SANCIÖN:

El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, advirtió a las empresas de construcción que serán sancionadas en caso de no cumplir con las medidas sanitarias establecidas para evitar la propagación del coronavirus.
“Hay una gran responsabilidad en el Estado, pero también en todos los organismos privados. Cada uno de nosotros debemos ser responsables para no ser contagiados ni contagiar. Si la gente no cumple vamos a ser inflexibles en cerrar. Vamos a medir hora a hora para tomar las medidas”, alertó.