);
El Jefe de Estado se reunió con Fernando Lugo y Sixto Pereira en el Palacio de Gobierno.
El presidente Mario Abdo Benítez y el sector del Frente Guasu concretaron ayer un acercamiento oficial de la mano del titular del Senado, Oscar Salomón. La reunión se llevó a cabo en Palacio de Gobierno donde los protagonistas hablaron entre otros puntos sobre la deuda de productores campesinos.

Participaron del encuentro los senadores Fernando Lugo y Sixto Pereira, del FG y los colorados Juan Afara y Rodolfo Friedmann, quienes junto con Salomón ingresaron hasta el despacho del mandatario para conversar sobre el punto citado en el que mostraron coincidencias.

Este encuentro oficial se da tras el impasse generado entre el FG y Abdo, luego de que el mandatario defendió al sector de la producción y acusó al sector progresista de pretender destruir y que nunca conoció el trabajo.

El acercamiento concretado ayer genera nerviosismo en el sector del cartismo que apura las alianzas dentro de Concordia Colorada en el marco de la Operación Cicatriz, de cara a las elecciones municipales.

El senador Afara ofició de vocero de la reunión con el mandatario y dijo que conversaron sobre la deuda de los pequeños y medianos productores.

Se consensuó un trabajo coordinado entre los referentes del Senado con todos los representantes del Gobierno, como el Banco Nacional de Fomento, Crédito Agrícola de Habilitación, el Banco Central del Paraguay, para construir una herramienta que pueda aliviar la situación de este sector que tiene créditos vencidos. “Hay varios productores que se acercaron a la presidencia del Senado a visitarnos y reclamar de refinanciar sus deudas. Hay créditos caídos inclusive”, explicó Afara.

No tienen precisión sobre la cantidad de productores afectados y ahora recién trabajarán entre todas las instancias del Gobierno.

malestar. Las conversaciones entre este sector del oficialismo y el FG generó un fuerte malestar en el sector liderado por Horacio Cartes. Este último retomó su protagonismo en el escenario político dando sendos discursos. En uno de ellos justamente criticó a la “izquierda colorada” aludiendo al grupo liderado por Salomón. Acusó a los legisladores de ser sicarios del Presupuesto por haber aprobado los USD 17 millones para los campesinos que sitiaron el microcentro de Asunción. “Esos son delincuentes, no son de izquierda ni de derecha“, había dicho. Trascendió que esta reunión en Palacio enervó aún mas los ánimos para el cartismo.