);

“No hay que buscar candidatos, está trabajando bien Eduardito. Es un hombre honesto, comprometido y trabajador, entonces yo le quiero seguir dando mi confianza”, expresó el jefe de Estado.

Para el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el ministro de Educación y Ciencias (MEC), Eduardo Petta, está haciendo un buen trabajo al frente de la cartera de Estado, a pesar de las críticas recibidas de varios sectores, quienes califican de mala su gestión. Reconoció, sin embargo, que se puede equivocar como cualquier otra persona.

Petta recientemente fue blanco de críticas tras la distribución de libros de matemática (MaPara) con sendos errores ortográficos. En la ocasión la Unión Europea lamentó tal situación considerando que el organismo coopera con dicho sector.

Ante esta reacción, el ministro Petta intentó responsabilizar a la UE de los errores de los libros. “¿Qué pasaría si la propia Unión Europea contrató a una funcionaria de nombre Noemí de Cárter (boliviana), la misma participó de las ‘correcciones’ al material MaPara (Matemática Paraguay) cuya impresión financió la UE? Sin embargo, tienen errores”, expresó el secretario de Estado en su cuenta de Twitter.

“El Presidente no considera que el error cometido sea responsabilidad directa y exclusiva; sí responsabilidad indirecta naturalmente del ministro de Educación. La responsabilidad directa y exclusiva debe recaer en aquellos que tenían que asumir el trabajo con una mejor calidad. Todos aspiramos a la calidad educativa y vamos a seguir trabajando sobre eso”, había mencionado Juan Ernesto Villamayor, jefe de Gabinete de la Presidencia de la República.

Rechazo contra el ministro

Eduardo Petta, desde su designación frente al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), fue resistido por parte del sector docente. Afirman que el mismo no está preparado para ocupar el cargo.

Un sinnúmero de manifestaciones se dio como medida de protesta pidiendo su destitución y/o renuncia por parte de docentes y estudiantes. Sin embargo, el ministro se niega a dar un paso al costado y el presidente, a reemplazarlo.