);

El presidente de la República  pidió a sus colaboradores trabajar con humildad y en silencio para recuperar la confianza ciudadana.

Mario Abdo Benítez inauguró ayer varias obras en diferentes distritos del departamento de Caaguazú.

En la inauguración del Palacete Municipal de la capital de Caaguazú, el mandatario pidió a sus ministros y otras autoridades que lo acompañaron a “recuperar la confianza de la gente con hechos y trabajar con humildad”.

Dijo reconocer que la sociedad paraguaya cada vez es más rigurosa y protagonista del desarrollo del país por lo que pidió a sus ministros y miembros de su gabinete recuperar la confianza de la gente.

“Hoy venimos a renovar nuestro compromiso de seguir trabajando con humildad, muchas veces en silencio, aguantando los sinsabores, sabiendo que ese es el camino que elegimos. Lo que realmente te hace daño y te destruye es la verdad; las mentiras, falacias y calumnias, motivados por intereses legítimos o ilegítimos de la estrategia política, no importa”, expresó el gobernante en el Palacete Municipal de Cnel. Oviedo que costó poco más de G. 2.600 millones de recursos propios, ejecutados por el cuestionado intendente Eladio González (ANR).

Abdo Benítez también instó a “escuchar mejor” y sobre todo las críticas, porque solo de esa forma pueden reflexionar para poder construir “una sociedad más justa e igualitaria, dejar de lado los intereses y trabajar para generar un impacto y mejorar la calidad de vida de los paraguayos”.

Destacó las obras que fueron inauguradas en el departamento como los 17,11 kilómetros de pavimentación asfáltica que unirá los distritos de Juan Manuel Frutos y 3 de Febrero, la entrega de unos 389 títulos de propiedad a través del Indert, entre otros, hechos que calificó de “históricos”. Anunció que el año entrante se realizará la obra más grande en la historia del departamento de Ñeembucú que es la construcción de la franja costera de Pilar que tendrá más de 15 kilómetros y costará más de US$ 100 millones. También se refirió a la construcción, el próximo año, de la línea de 500 KV que se conectará con la represa de Itaipú, la cual permitirá utilizar el 100% de la energía que le corresponde al Paraguay, puntualizó.